Con el paso de los años, las cifras de enfermedades tempranas así como la mortandad en menores de edad ha crecido considerablemente al grado de poner en alerta roja a los especialistas en atención a los niños de edad.
Sin embargo el incremento de infecciones intestinales, de alergias y en algunos casos la muerte de menores de 1 a 6 meses de edad, son consecuencia de la falta de la alimentación con leche materna hasta 6 meses a los recién nacidos. Ya que esta proteína, es esencial para la prevención de enfermedades que pueden llevar a la muerte en bebés de esta etapa.
De ahí la importancia de que los hospitales de Puebla tanto públicos como privados busquen la certificación nacional como un hospital Amigo del niño y de la niña.
Para lograr esta certificación, es necesario que las instituciones hospitalarias interesadas en mejorar este programa, tomen el curso denominado “Curso Avanzado de Apoyo a la Lactancia Materna, mejor conocido como (CAALMA), creado por la Secretaría de Salud federal y que pretende obtener mayores recursos para apoyar a las madres poblanas con la intención de lograr que alimenten por seis meses a sus hijos con leche materna, pues no solo es una buena fuente de alimentación, sino que previene enfermedades como la obesidad, infecciones, reflujo, dermatitis atópica, pero también la muerte.
LOS PRINCIPALES BENEFICIOS DE LA LACTANCIA
El pediatra del Hospital Ángeles, primer hospital en buscar este reconocimiento, y uno de los principales impulsores de esta actividad, Darío Papaqui Ramírez, explicó que es importante que las futuras madres conozcan la importancia de alimentar con leche materna a sus hijos por lo menos 6 meses, ya que se puede reducir hasta en un 72 por ciento las infecciones respiratorias bajas, un 64 por ciento la gastroentiritis, un 50 por ciento problemas del oído u otitis media, 42 por ciento la dermatitis atópica, el asma hasta en un 40 por ciento.
Pero también la diabetes Tipo I en un 27 por ciento, y la Tipo II en un 39 por ciento, la obesidad en un 27 por ciento, al igual que la prevención de contraer el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) hasta un 36 por ciento , al igual que la Leucemia eb un 19 por ciento.
Mientras que en la madre el lactar ayuda a disminuir el cáncer de mama en un 28 por ciento, y el cáncer de ovario en un 21 por ciento.
Ante la vida moderna donde la mujer sale a trabajar, es importante que se busquen las alternativas necesarias para las madres para poder seguir con la lactancia a pesar del trabajo.
EL PROCESO
Para esto, Papaqui Ramírez detalló que es importante que para generar mayor cantidad de leche, el seno se debe de vaciar cada hora y media o cada dos horas, ya que es el tiempo en el que un bebe digiere su alimentación.
En caso de que se acumule, es importante que la madre se saque la leche con un succionador, y poderla guardar ya sea en el refrigerador hasta por unos días, pero en caso de que se requiera, la leche materna puede congelarse hasta por un mes sin perder sus propiedades.
Una de las principales recomendaciones para las futuras madres de familia, es la forma de conservar los nutrientes en un 100 por ciento de la leche, que es el de calentarla únicamente a baño maría, nunca directo al fuego, ni el en el microondas, ya que los nutrientes son eliminados de manera definitiva.
LOS TIPOS DE LECHE HUMANA
De acuerdo los especialistas que acudieron a Puebla para el curso de capacitación, se cuentan con 3 tipos leche humana y que va por etapas:
Calostro.- que es la leche que sale tras las primeras horas tras el nacimiento del bebé, y esta primera etapa dura de 1 a 5 días. Dentro de los principales nutrientes, es rico en inmunoglobulina, cuenta con un efecto laxante, rica en enzimas digestivas y contiene alta densidad y volumen.
Sus principales beneficios es que es rica en anticuerpos que protegen de alergias e infecciones, cuenta con muchos glóbulos blancos, principales contra infecciones, además ayuda a la maduración del intestino y evita la intolerancia a la lactosa
Leche Transicional.- que dura entre 5 y 10 días tras el parto y que se trata de la etapa en que van cambiando los nutrientes para beneficio del bebé en las siguientes etapas.
Leche Madura.- que llega tras los 10 días tras el parto y que cuenta con otros beneficios como el contar con un 87 por ciento de agua, evitando que sea diluida, además de que cuenta con más proteínas anti infecciosas y un 35 por ciento de caseína, principal componente para ser absorbido y que no convierta al bebé en intolerante a la lactosa.
Para saber que tanta leche el bebé está ingiriendo, tan solo es el hecho de que cada hora y media solicitará comer, ya que la leche materna se digiere en ese tiempo, además de que puede llegar a evacuar hasta 10 veces al día. De lo contrario cuenta con estreñimiento.
LA REALIDAD
De acuerdo a la Secretaría de Salud en el estado, en tan solo 6 años, la alimentación con leche materna disminuyó hasta en un 50 por ciento, es decir que las mujeres actuales, prefieren dar fórmula a sus hijos que leche humana.
De hecho en la zona urbana, de 2006 a 2012, la alimentación por este sistema en menores de 1 a 6 meses de edad pasó de un 23 por ciento a un 14 por ciento, lo que habla de que son menos las poblanas que se toman el tiempo para alimentar a sus bebés.
Pero lo más grave se está generando al interior del estado, ya que en la zona rural pasó de un 37 por ciento que se contaba en 2006 a un 18 por ciento en 2012, de ahí que las autoridades estatales y federales, se enfoquen a impulsar esta certificación.