• Las mujeres representamos 16 por ciento del total de los ingenieros y sabemos perfectamente que las mujeres en México y a nivel mundial representamos poco más de 50 por ciento de la población, subrayó

Las mujeres, desde su etapa de estudiantes, deben romper las propias barreras que se forman en su mente y confiar en que son tan capaces como los colegas del género masculino, Ana K. Müller García, ingeniera egresada de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) durante una platica que otorgo a estudiantes de dicha área académica.
Durante el evento, reconoció que también se enfrentan a problemas de machismo, ya que generalmente son señaladas y acusadas de contar con menor capacidad que los hombres ingenieros.
“Existe también el machismo, incluso hay quienes acusan a las mujeres bonitas de contar con menos capacidades intelectuales solo por su belleza estética”, subrayó.
Otro gran reto, destacó, tiene lugar en la falta de oportunidades en las empresas relacionadas con la tecnología y ello representa una gran tarea para la AIM, la cual debe trabajar en estrategias que deriven en más vínculos entre el sector productivo y las mujeres mexicanas”.
“Si bien es cierto que las mujeres representamos 16 por ciento del total de los ingenieros y sabemos perfectamente que las mujeres en México y a nivel mundial representamos poco más de 50 por ciento de la población, aún hay áreas de las ingenierías donde la participación de las mujeres es significativamente reducida”, precisó.
Añadió que en ello radica la relevancia de identificar los principales problemas a los que se enfrentan las mujeres al intentar sumarse a las carreras de ingeniería y utilizar ese conocimiento para generar acciones específicas que permitan incrementar la participación de las mujeres en esa área y en todas las relacionadas con la ciencia en general.
Dijo que las mujeres cuentan con las mismas e incluso en ocasiones con mejores habilidades que los hombres; no obstante, aún existe el tabú de que las mujeres no cuentan con las mismas capacidades.
En este sentido, dijo que las mujeres deben esforzarse para mejorar el porcentaje de eficiencia terminal al estudiar ingenierías.