• Programa “Soy México” reconocerá la bi-nacionalidad y protegerá el derecho a la identidad.

Al encabezar la presentación del programa Soy México, Registro de Nacimiento de la Población México-Americana, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que las fronteras geográficas deben ser un punto de encuentro e intercambio, así como un puente para afianzar los lazos de colaboración y fraternidad y no convertirse en barreras.

De igual forma afirmó que ambos países creen en la libertad, la democracia y el pluralismo, por lo que hoy estamos llamados a cerrar filas, convocados “a sumarnos en una sola voz, para defender los principios que nos definen; a decir sí a la unidad y al fortalecimiento de la amistad México-Estados Unidos”, porque actuando en unidad, se fortalece nuestra posición frente al mundo.

“A lo largo de los últimos 200 años hemos compartido principios y valores; nos une el pasado, presente y futuro, porque México no se explica sin los Estados Unidos, y Estados Unidos no se explica sin México”, apuntó.

En el salón Revolución de esta dependencia, el Secretario Osorio Chong indicó que el programa “Soy México” es un esquema que reconocerá la bi-nacionalidad y protegerá el derecho a la identidad. Es, agregó, una estrategia en favor de quienes integran una misma comunidad, que se encuentra en ambos lados de la frontera y constituyen un motor de desarrollo de ambos países.

Subrayó que este sistema brindará una solución para las dificultades que niñas, niños y adolescentes de origen mexicano, nacidos en los Estados Unidos, enfrentan para su ingreso a la educación en México.

Con este programa, que simplifica el procedimiento de legalización y apostilla, se podrá beneficiar a cerca de 600 mil menores de 18 años en esta situación, destacó.

El objetivo de este esfuerzo, reiteró, es que sigan persiguiendo sus sueños y construyendo su futuro; por ello, el Secretario Osorio Chong reconoció el trabajo realizado por todos los involucrados en esta iniciativa; pero, sobre todo el acompañamiento solidario y comprometido que ha dado Embajada de los Estados Unidos en México, para hacer realidad la política de protección a ciudadanos, tanto estadounidenses como mexicanos.

La jefa de la Misión Diplomática en México, Roberta Jacobson, consideró que este programa es un asunto bilateral de gran importancia, porque facilitará el proceso de registro como ciudadanos de México a los menores estadounidenses de origen mexicano, lo que les permitirá su inscripción en escuelas públicas, tener acceso a los servicios de salud pública y les dará la oportunidad de trabajar en cualquiera de los dos países.

Reiteró la colaboración de la misión diplomática de Estados Unidos en México con el Gobierno de la República para asegurar que todos los ciudadanos binacionales ejerzan sus derechos en ambos países, porque, subrayó, “los niños binacionales serán los más grandes recursos de la próxima generación, por ello el trabajo conjunto de ambos gobiernos podrá asegurar que estos menores contribuirán al futuro de las dos naciones”.