Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla lamentó la violencia que se registró entre ambulantes y elementos policiacos el viernes pasado en pleno Centro Histórico de la ciudad de Puebla, tras un operativo de desalojo y de decomiso de piratería, de acuerdo a lo reportado por las autoridades.
El Líder de la Grey Católica pidió que haya dialogo para mantener la paz y que esta violencia no se vuelva a repetir. Agregó que las autoridades deben procurar un esquema para atender la demanda de los vendedores informales que requieren un trabajo para mantener sus familias.
“Yo espero en Dios que estos hechos no se repitan, que sigamos viviendo en una Puebla tranquila y en paz, por ello pido dialogo y prudencia entre los involucrados”.
Mencionar que el viernes pasado se registró un zafarrancho en las calles del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, por el desalojo se ambulantes, lo que arrojo al menos dos policías y cuatro vendedores informales heridos que fueron hospitalizados. Señalar que durante el enfrentamiento entre ambos manos se lanzaron de piedras y palos incluso se registraron detonaciones de arma de fuego.