Por Jesús Lemus/Puebla

La coordinadora de los diputados locales del PRI, Silvia Tanús Osorio, sentenció que hay “lagunas” en la ley electoral federal en violencia de género, que podrían derivar en no concretar sanciones reales en el estado de Puebla, una vez que se dictamine la reforma presentada en esta materia al interior del Poder Legislativo a más tardar el 31 de julio.
Señaló que todavía se tienen algunas semanas para fijar posibles sanciones en contra de la violencia de género en Puebla, que si bien no serían penales, podrían derivar en cancelar el registro como candidato a un hombre que incurra en amenazas o agresiones hacia las abanderadas a un puesto de representación popular.
Indicó que los criterios para catalogar la violencia de género en Puebla son los siguientes: limitar, anular o menoscabar la participación política que tiene una mujer, quien podría vivir una presión, persecución, hostigamiento o acoso, respectivamente.
“Se entiende como violencia política en razón de género la acción y omisión en el ámbito político o público que tenga por objeto limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos de una mujer y se manifiesta en presión, persecución, hostigamiento o acoso, amenazas o privación de la libertad o de la vida en razón de género”.
Indicó que en el país se vive una situación complicada hacia las mujeres que se dedican a la actividad política, por ello la importancia de ir marcando criterios que poco a poco disminuyan esta problemática en el territorio poblano.
Incluso, no descartó que para 2018 cuando se renovarán diversos cargos de elección popular, se registren diversos escenarios de violencia de género, no solo de actores políticos, sino de algunos medios de comunicación que a través de sus editoriales, podrían emitir comentarios ofensivos hacia las mujeres.
“Si una mujer es ignorante o le falta conocimiento, eso lo pueden decir, porque ello es parte de libertad de expresión y sin criticar, pero que la señalen como gordita o cualquier otro calificativo, eso no se puede permitir porque solo incrementaría la violencia de género”.