• Los delincuentes no sabían que pretendían robar una patrulla de la Fiscalía y les salió el tiro por la culata.
  • Lo anterior desató una balacera donde fueron detenidos dos ladrones de vehículos y una presunta cómplice.
  • Los maleantes lesionaron con un balazo en la espalda al comandante de la policía municipal de Juan C. Bonilla.

     

    Odilón Larios Nava. – Tremenda pifia cometieron dos ladrones de vehículos la tarde del pasado sábado, cuando intentaron robar una camioneta Chevrolet, Silverado. No sabían que se trata de una patrulla de la Fiscalía General del Estado (FGE), la cual era tripulada por un comandante de dicha corporación, el cual solicitó apoyo a la policía municipal de Juan C. Bonilla y a sus compañeros de corporación.

    Lo anterior derivó en una persecución y enfrentamiento a balazos, luego de lo cual se logró la detención de los dos delincuentes y de una mujer que presumiblemente es su cómplice. Se les aseguraron dos armas de fuego, la camioneta en la que operaban la cual cuenta con reporte de robo y un auto compacto también con reporte de robo.

    Los dos ladrones de nombres Oscar, apodado el Balú, y Miguel, viajaban en una camioneta, Chevrolet, Cheyenne, color arena, la cual habían robado el sábado por la mañana en inmediaciones de la Universidad del Valle de México, en San Andrés Cholula.

    Estos sujetos detectaron que un hombre de edad madura, conducía una Chevrolet, Silverado, y de inmediato consideraron el robarla. Lo que ellos no sabían que el hombre en realidad es un comandante de la policía ministerial, el cual comenzó a eludirlos con tácticas de manejo a la defensiva.

    Mientras pedía apoyo a su corporación, logró conducir hasta la comandancia de la policía municipal de Juan C. Bonilla, en donde pidió ayuda a los uniformados. Así, los perseguidores pasaron a ser los perseguidos.

    Los delincuentes abrieron fuego en contra de los policías que los perseguían, una de esas balas le dio en la espalda al comandante Jorge Arturo, de la policía municipal de Juan C. Bonilla, la cual le quedó alojada y fue necesario que lo llevaran al Hospital de Huejotzingo.

    Al verse acorralados, los delincuentes descendieron la camioneta Cheyenne y echaron a correr a pie. Se ocultaron entre hierbas y después al pensar que los policías ya estaban lejos echaron acorrer y fueron capturados. Junto con ellos fue detenida una mujer de nombre Elizabeth, quien presuntamente les ayudó a ocultarse.

    En el sitio en donde se resguardaron los delincuentes, hay una casa, en donde se localizó un vehículo Volkswagen, tipo Vento, color negro, el cual cuenta con reporte de robo y estaba siendo desbalijado.

    Los tres presuntos delincuentes fueron atrapados por estas acciones a cargo de la policía ministerial y municipal de Juan C. Bonilla. Les fueron aseguradas una pistola calibre 38 y rifle recortado calibre 22, además de la Cheyenne y el vehículo Vento.

    Los detenidos, las armas y los vehículos, fueron remitidos ante el Ministerio Público de Flagrancias bajo la carpeta de investigación 2741/2019.