* Dijo que la actual relación con Enrique Peña Nieto es muy buena

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, manifestó que su relación con el actual mandatario Enrique Peña Nieto es muy buena, por lo que consideró que la transición seguirá en la ruta de la tranquilidad y la paz nacional.

En breve entrevista, al salir de su casa de transición, López Obrador dijo que revisará el sexto y último Informe de Gobierno del actual mandatario mexicano y que, en su momento, hará sus observaciones, porque aún es muy pronto para emitir una opinión.

Sobre las expresiones de apoyo de parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que no tenía la información, pero todo aquello que contribuya a la armonía entre las fuerzas políticas, es bueno para sacar adelante a México, informó la agencia Notimex.

López Obrador se reunió en su casa de transición con su equipo de colaboradores y el gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López, con quien dialogó de temas como la rehabilitación de refinerías, presupuesto y salud, entre otros.

El presidente electo, manifestó que su relación con el actual mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, es muy buena, por lo que consideró que la transición seguirá en la ruta de la tranquilidad y la paz nacional.

Dijo que revisará el sexto y último Informe de Gobierno del actual mandatario mexicano, y que, en su momento, hará sus observaciones, porque aún es muy pronto para emitir una opinión.

Sobre las expresiones de apoyo de parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que no tenía la información, pero todo aquello que contribuya a la armonía entre las fuerzas políticas, es bueno para sacar adelante a México.