Por Patricia Moreno Sánchez
Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, pidió al nuevo alcalde interino, Luis Banck que las prioridades de su periodo administrativo sean mantener la seguridad, así como los empleos, no subir impuestos para no afectar a las familias del municipio.
Agregó que pedirá a Dios que les de fortaleza a quienes van a gobernar la ciudad capital.
“Yo pediré a Dios que les de fortaleza a quienes van a gobernar a nuestra ciudad capital” refirió Monseñor, lo anterior luego de que Luis Banck Serrato, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, fue nombrado presidente municipal interno, tras la solicitud de Antonio Gali para separarse de la alcaldía para contender por la gubernatura del estado.
Al mismo tiempo solicitó a los contendientes a la mini gubernatura, campañas limpias y de respeto, a los mismos partidos y principalmente a la sociedad, así como campañas austeras y propositivas.
Por último, Monseñor comentó que está dispuesto a reunirse con los candidatos de todos los partidos políticos para informarles la realidad que él conoce al realizar sus visitas pastorales por el municipio y el interior del estado.