+ Preside el Cuarto Informe de Labores del director Juan José Sosa Saucedo y toma protesta a la nueva directora

La Preparatoria Enrique Cabrera Barroso Regional, en Tecamachalco, fue la primera de la BUAP en alcanzar el nivel I del Padrón de Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior, y “hoy es referente para las demás escuelas, ya que lo anterior comprueba que sus programas académicos cumplen con las competencias requeridas y que cuenta con los docentes y la infraestructura para una educación de calidad”, expresó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el Cuarto Informe de Labores del director Juan José Sosa Saucedo.
Luego de tomar protesta a Martha Olga Navarro Jiménez, como directora para el periodo 2018-2022, el Rector Alfonso Esparza destacó el incremento en el número de estudiantes que tras su egreso continúan con estudios superiores, así como el crecimiento de la tasa de ingreso reportado durante los cuatro años que dirigió Sosa Saucedo, a quien felicitó por encabezar este esfuerzo.
“Seguiremos en esta línea. Haremos todo lo posible para cumplir con las expectativas”, refirió. En ese sentido adelantó la construcción de un nuevo edificio para laboratorios de cómputo e inglés, con cubículos para profesores y una biblioteca, con el cual se atenderá una de las principales necesidades de la escuela.
El Rector de la BUAP felicitó a los docentes por su alta habilitación, ya que el 89 por ciento está acreditado en competencias. Recordó que durante el último año la preparatoria se benefició con siete promociones y nueve definitividades. Con esta acción, se consiguió que 80 por ciento de la plantilla de la escuela sea definitivo. Al respecto, indicó que próximamente se lanzará la convocatoria “para continuar con el fortalecimiento de la planta académica”.
Asimismo, resaltó la participación de los estudiantes en diferentes concursos de tecnología. El más reciente de estos logros fue el conquistado en el Intelibots Tournament, en el que el Grupo de Robótica PRECB ganó el primer lugar en la categoría media superior, con su robot seguidor de línea. “Esto es señal de las ansias de crecer y fortalecerse de los estudiantes, así como del espíritu emprendedor e innovador que animan en ellos los profesores”.
En otro tema, recordó que los daños ocasionados por el sismo del pasado 19 de septiembre fueron atendidos de inmediato, lo que permitió que desde el 2 de octubre se reanudaran labores de forma normal. Esta capacidad de respuesta, de las administraciones central y de la preparatoria, fue destacada por el director saliente, quien agradeció a la comunidad por respaldar su gestión.
En su informe, Sosa Saucedo hizo hincapié en la mejora de los principales indicadores académicos. Reportó que la eficiencia terminal es de 89.11, casi 10 puntos más que en 2014, un abandono escolar de 10.9 por ciento en contraste con el 19.84 de hace cuatro años, una tasa de retención de 95.82 por ciento, que al inicio de su gestión era de 91.25, así como un ingreso del 37.5 por ciento de la demanda, menor que en 2014, debido al incremento de la demanda.

Estos números, junto a su eficacia de 97.2 por ciento, permitieron el ingreso de la preparatoria al nivel I del Padrón de Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior.
Al finalizar, el Rector Esparza destacó el crecimiento del proyecto de VermiBUAP, en el que se produce biofertilizantes mediante el lombricompostaje. Refirió las posibilidades de vinculación de este con los sectores productivos de la región, “lo que permitirá un mayor número de materias primas –residuos sólidos orgánicos-, que también beneficiará a los productores de la región”, concluyó.