La nutrición es el proceso por el cuál un ser vivo incorpora alimentos a su organismo, algunos nos dan energías, calorías, vitaminas, minerales, proteínas y grasas; todos ellos son necesarios para proporcionar bienestar, además de garantizar un desarrollo físico, mental y psicológico; incluso, de integración a la sociedad.

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, comentaron que los buenos hábitos se forman en casa, por lo que se recomienda a las madres de familia asegurarse de que los pequeños desayunen antes de ir a la escuela, así como proporcionar un lunch nutritivo; para ello se deben elegir alimentos variados que sean bajos en grasas y azúcares.

De preferencia, integrar los tres grupos de alimentos, evitar los alimentos chatarra, el pan de dulce y los jugos, ya que tienen una gran cantidad de azúcar y/o endulzantes artificiales.

El Plato del Buen Comer nos representa gráficamente los tres grupos de alimentos: las frutas y verduras que nos aportan vitaminas y minerales, deben ser consumidas diariamente. Los cereales y tubérculos nos dan carbohidratos, que encontramos en avena, arroz, pan, pastas, papas; las leguminosas y alimentos de origen animal: aportan proteínas, contenidas en leche, pollo, quesos, huevo, frijoles y lentejas.

Explicaron que una buena alimentación no está peleada con la economía, incluso mencionaron que cocinar un plato de verduras, con unas piezas de pollo, nos da un alimento rico en proteínas, vitaminas y minerales.