• El hoy finado ya se sentía mal cuando abordó la unidad del transporte público, sin embargo no alcanzó a llegar a un hospital.

Odilón Larios Nava.- Un taxista presenció la muerte a bordo de su unidad, cuando un pasajero sufrió un infarto fulminante, minutos después de que lo levantara a la altura del mercado La Acocota.
De acuerdo con las primeras diligencias el hombre tenía 49 años de edad y se dirigía al Hospital General del Sur, porque se sentía mal, sin embargo no alcanzó a llegar a su destino porque la muerte lo encontró en el asiento trasero del taxi.
Fueron autoridades del Ministerio Público, quienes identificaron al hoy finado como Gerardo Sánchez Ortiz, quien fue plenamente reconocido por su esposa.
En sus declaraciones, a mujer refirió que su esposo le había comentado que se sentía mal desde muy temprano, por lo que acudió a consulta a una de las Farmacias Similares, sin embargo pese a que fue atendido por un médico, continuó con su malestar.
Es por ello que decidieron acudir al Hospital General del Sur, y para llegar de inmediato le marcaron el alto en La Acocota a un taxi con placas de circulación 50-44-SSJ, el cual no tiene central.
Cuando el taxi había avanzado unas cuadras, justo al llegar a la 3 Oriente, entre 12 y 14 Sur, el hombre ya no aguantó y exhaló su último aliento.
Aunque acudieron paramédicos para revisarlo, sólo confirmaron que no tenía signos de vida, por lo que personal de policía municipal acordonaron el lugar y el