+ La maestra sólo va por un proceso
Este fin de semana la maestra Elba Esther Gordillo estará un poco más animada luego de conocer que se dejó sin efecto el auto de formal prisión contra el delito de delincuencia organizada y el de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Sin embargo, como se dejó en claro desde ayer, esto no implica que quede en libertad pues aún está vigente el delito de lavado de dinero, sólo uno de los tres que se le iniciaron desde el 2 de junio de 2014.
En la nota de Juan Pablo Reyes del periódico El Excelsior, se aclaran los procesos que fueron ya diluidos desde que se inició el juicio en su contra y que la mantiene en prisión, aunque ya no en la cárcel, sino en el Hospital
En mayo pasado una magistrada federal canceló el juicio que se le sigue a Gordillo por presunta defraudación fiscal por 2 millones 199 mil pesos. Unos días antes, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la capital del país le concedió un amparo contra la orden de aprehensión emitida por el delito de defraudación fiscal equiparable.
De esta forma, y con libertad de jurisdicción, el titular del Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales de la capital del país, Alejandro Caballero Vértiz, deberá emitir un nuevo fallo sobre la situación jurídica de la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
¿Será que conforme se acerque la fecha de definir alianzas para las elecciones del próximo año, la otrora lidereza del SNTE vaya viendo más luz en su camino de su encarcelamiento desde hace tres años? Sobre todo ahora que Nueva Alianza, el partido que ella fundó, podría irse al Frente Ciudadano, con quienes ya están guiñando el ojo, alejándose del PRI con quien estarían comprometidos.
En una de esas hasta terminan ofreciendo disculpas por los errores cometidos en su contra. Eso es lo que falta ver.