• No se necesita hacer una nueva ley sino dotar a la Fiscalía de mayores y mejores recursos, así como una mejor capacitación de su personal.
• Poder acusar de homicidio a una persona sin la existencia del cadáver podría acarrear vicios como los que se viven en estados totalitarios.

Odilón Larios Nava.- Para el maestro en Derecho, Alberto Zenteno Meza, “es técnica y jurídicamente imposible que se sentencie a alguien por el delito de homicidio sin la existencia del cadáver de la persona presuntamente asesinada”. Lo anterior lo manifestó en una entrevista sobre la propuesta de los legisladores locales poblanos en torno a la que se ha dado en llamar Ley Paulina Camargo.
Según indicó el experto en derecho, la propuesta hecha por diputados del Partico Acción Nacional y Nueva Alianza, ante el Congreso del Estado, se confronta con la Teoría General del Derecho pues esta se debe basar en elementos objetivos y no subjetivos. Por ello consideró que la estructura “legislativa” no va a darle la estructura “objetiva” a la Fiscalía General del Estado (FGE).
Zenteno Meza, enfatizó que no se requiere de leyes para robustecer la labor de la Fiscalía. En su opinión como experto en derecho, dijo que es más apropiado dotar a la Fiscalía de: “Mayores recursos materiales, técnicos, humanos. Enriquecer y engrosar la capacitación de su personal, el cual está muy capacitado, pero aunque se tengan buenos recursos siempre van a ser insuficientes”.
Como antecedentes del tema, es necesario señalar que a finales del mes de noviembre los diputados de AN y de Nueva Alianza, presentaron una ley, la cual según indicó Jorge Aguilar Chedraui, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política: “Los diputados del PAN y Nueva Alianza estaríamos presentando la iniciativa de homicidios sin cadáver. Se modifica el Artículo 312 del Código Penal para darle más herramientas a la Fiscalía con la finalidad de evitar que criminales que hayan cometido un homicidio y que por no encontrar físicamente el cuerpo puedan quedar libres por no tener elementos legales”.
Esta ley es conocida de forma coloquial como la “Ley Paulina Camargo”, la joven mujer que está desaparecida desde hace más de un año, cuya pareja sentimental José María Sosa se encuentra en prisión enfrentando un proceso en su contra acusado de homicidio. Según los expertos en derecho tarde o temprano quedará libre, pues no se le ha podido comprobar que él mató a Paulina, ni siquiera se ha podido establecer objetivamente que la joven mujer fue privada de la vida.
Zenteno Meza, el experto en derecho consultado, consideró que la ley tiene como finalidad buscar un impacto de aprobación en la sociedad en específico en el caso Paulina Camargo, pero que jurídicamente no aporta nada positivo. Consideró que poder acusar y sentenciar a alguien por homicidio sin que exista el cadáver podría acarrear vicios similares como los que se viven en estados totalitarios.
Señaló que la propuesta de ley contempla: “Se sancionará por el delito de homicidio, aunque no se encuentre el cadáver, si la investigación arroja evidencia que adminiculada entre sí, permita establecer la existencia del hecho delictivo y la comisión o participación del imputado”. Y si se habla de evidencias deberían ser pruebas científicas que demuestren la comisión del delito, por lo que esto ya está contemplado en las leyes actuales, luego entonces no hay necesidad de una nueva ley sino de robustecer las capacidades del personal que conforma la Fiscalía General del Estado, puntualizó el maestro en derecho.