Por Jesús Lemus/Puebla

La Ley General de Archivos estipula sanciones contra los organismos e instancias que no tengan una correcta organización de su información y que debe ser pública, declaró Gloria Celis Carreño Alvarado, académica en archivos históricos de la UNAM.
Así lo expuso después de impartir la conferencia magistral, la Ley General de Archivos, un análisis desde la metodología archivista” en la sede del Tribunal Electoral del Estado (TEEP).
En este sentido, la académica mencionó que con esta ley, nadie puede pasar por alto sus obligaciones, pues en la mayoría de los casos manejan información pública y que es de interés para los ciudadanos.
Agregó que también hay algunos principios que deben destacarse en la ley; es decir, cuando corresponden a temas importantes y que la información se clasifica como privada.
Indicó que para lo anterior, hay organismos que se encargan de revisar si realmente, la información debe ser privada, de lo contrario se aplicaría la ley y el tipo de sanciones, que nunca especificó.
“Con la nueva Ley de Archivos, se marcan sanciones por primera vez aquellos órganos e instancias que no tengan organizada su información y que es de interés social para un sector”, mencionó.