Por Patricia Moreno Sánchez

 

La iglesia católica, siempre ha defendido los derechos de los migrantes afirmó Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, quien consideró que no se deben poner barreras a la Caravana Migrante.

 

No obstante, dijo que el ingreso de los migrantes debe ser de acuerdo a la Ley, en orden y sin violencia.

 

“Este tema de la migración, es un tema humanitario, la iglesia siempre ha defendido los derechos humanos de los migrantes, no podemos ponerles barreras, el mundo es de todos”

 

De igual forma, Sánchez Espinosa, reconoció que este tema de los migrantes es una situación muy delicada, al considerar que las autoridades  federales deberán “pensar bien” que solución tendrán a esta problemática.

 

“El tema está un poco desbordado, Dios ilumine a nuestros gobernantes para dar una solución”, refirió.

 

El Líder de la Grey Católica, informó que a lo largo de la República Mexicana, la iglesia cuenta con alrededor de 100 casas de asistencia para atender a sus hermanos migrantes. Se les apoya con alimentos, ropa, cobijas y un techo donde pasar la noche.

 

Agregó que la Comisión de Movilidad Urbana de la Conferencia del Episcopado, seguramente debe estar trabajando para brindar un apoyo a los migrantes centroamericanos que pretenden pasar por nuestro país para llegar a los Estados Unidos.

 

Por último, destacó que en Puebla la iglesia se está preparando para atender en lo posible a los hermanos migrantes.