Mary González

 

La maldita guerra sucia del PAN no va a parar es una cosa inevitable y más cuando no se hace campaña, así lo consideró el candidato a la gubernatura de Puebla de la Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, al referirse a las malas prácticas que realizan a través de su abanderado, Enrique Cárdenas Sánchez.

 

En este sentido dijo que desde hace año y medio el albiazul se la ha pasado metiendo dinero a la guerra sucia en su contra, sin embargo, aseguró que no le afecta pues sabe sobrevivir en la política.

 

Refirió que en algún momento fue un sobreviviente de la política, pues de eso se trata, por lo que recomendó a su adversario, una vez más, serenarse pues lo nota muy preocupado.

 

“Don Enrique anda muy preocupado, me preocupa su salud, en verdad” así lo comentó al referir que no hará más comentarios en relación a la guerra sucia que maneja su adversario político.

 

“No ocuparé mi tiempo ni me meteré en temas desgastantes de Cárdenas, que don Enrique se serene pero que no se meta con los que no se metían con él”, así lo comentó.

 

Por otra parte aclaró que en ningún momento ha rechazado las invitaciones para reunirse con universitarios, pero aclaró que no acudirá a encuentros que estén organizados por personas e incluso rectores que el año pasado actuaron de manera parcial con respecto a su candidatura.

 

Descalificó que para los ejercicios de diálogos universitarios se tome de bandera a la sociedad y que digan que se caen por ellos, cuando en realidad algunos han estado hechos a modo.