Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla considera que la educación sexual debe ser impartida por los padres de familia. Agregó que las instituciones educativas y la iglesia sólo colaboran.
Especificó que cada familia debe ir orientando al menor sobre educación sexual de acuerdo a la edad del menor.
Insistió que los padres de familia son los responsables en una primera instancia sobre la formación sexual y la formación en general del menor.
“La educación sexual se debe dar en el seno familia, por los propios padres, es una responsabilidad que no se les puede quitar. La escuela y la iglesia instituciones sólo colaboramos. Los responsables de la formación de los niños en todos los aspectos, sexual, moral son los padres”
Lo anterior ante el rechazo de grupos sociales católicos y evangelistas a la educación sexual en las escuelas desde el preescolar al considerar que estos lineamientos que se plasmarán en los libros de texto pueden afectar la formación del menor.