Por Jesús Lemus/Puebla

 

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, prometió un cambio de régimen político en Puebla, que tiene como objetivo aplicar auditorías a administraciones anteriores para conocer por qué existe una deuda de 44 mil millones de pesos, además de enfatizar que integrará una serie de expedientes para que las personas detenidas por delitos del fuero común pero con tintes políticos, sean puestos en libertad a la brevedad posible.

Lo anterior se desprende tras rendir protesta como gobernador del estado ante el Congreso local, donde estuvieron presentes la titular de la Secretaría de Gobernación federal, Olga Sánchez Cordero, los ex gobernadores Manuel Bartlett Díaz, Melquiades Morales Flores, Guillermo Pacheco Pulido, Guillermo Jiménez entre otros, diputados locales, federales y senadores, respectivamente.

Dijo que con apoyo de los poblanos se cambió el régimen político de Puebla, donde habrá intromisión en Los 3 Poderes del Estado, partidos u organizaciones, además de demostrar que habrá libertad de expresión y libertad de conciencia para sus opositores en su gobierno.

“Al ejercicio del poder hay que mejorarlo, al poder público hay que quitarle la frivolidad, la fatuidad, la fantochería, la ostentación, la prepotencia, el derroche y hasta el miedo que inspira la gente cuando se ve ejercerlo”.

También enfatizó que habrá mano dura en el combate a la inseguridad que se volvió realidad para Puebla, donde se profesionalizarán a los policías, se comprarán mil patrullas, además de armamento y uniformes.

Argumentó que este viernes firmará un decreto para desaparecer los Organismos Públicos Descentralizados (OPDS), principalmente en los municipios que integran Ciudad Modelo Audi, para que recuperen sus facultades constitucionales en el cobro de diversos impuestos.

Sobre el tema del agua, afirmó que es un derecho humano y se luchará para que este se respete durante su gobierno, también enfatizó que habrá estrategias de gobierno para disminuir los feminicidios, la pobreza y que las juntas auxiliares recuperen totalmente sus facultades.

Sentenció que durante su mandato se acabó el termino de “sí señor” y demostrará que el cambio de régimen político en Puebla, permitirá la verdadera división de poderes que tanto desean los poblanos.