María Reyes

 

Un lugar colorido que muestra el proceso, la elaboración y la evolución de la Talavera, es el Museo de la Talavera Poblana “Armando”, el cual le pertenece al Grupo artesanal del mismo nombre que durante 25 años se ha especializado en este arte.

 

Existen diferentes sitios que exponen esta fina artesanía que pertenece a los poblanos, sin embargo es este museo el único que posee la denominación de la auténtica Talavera, expedida por el gobierno federal en 1997, lo que específica que está pieza de cerámica horneada no le pertenece a otro Estado.

 

El Grupo Armando posee la receta original para la obtención de los seis colores que son parte de la Talavera: el color azul cobalto, el azul celeste, el amarillo, el naranja, el amarillo y el negro, los cuales se conforman de minerales extraídos de la naturaleza.

 

El museo consta de tres partes: una línea del tiempo alrededor del mundo, las influencias de otras culturas en la elaboración de la Talavera, así como la época de oro y la exposición de piezas hechas por artesanos que conforman dicha agrupación, los cuales suman más de 50 piezas que se pueden conocer en un lapso de 20 minutos.

 

Otro de los datos que se pueden conocer, es la participación que Talavera Armando tuvo en el revestimiento de los edificios del Centro Integral de Servicios (CIS) ubicado en la Vía Atlixcáyotl y que se caracteriza por tener un estilo minimalista con mosaicos albiazules.

 

Las visitas se pueden hacer de lunes a domingo en un horario de 9 de la mañana a 8 de la noche. Es apto para niños y adultos y al salir del museo se puede disfrutar de un momento agradable en su cafetería recubierta de talavera.