Por Jesús Lemus/Puebla

A unos meses de arrancar el proceso electoral de Puebla, se debe quitar el estigma de que las cuentas públicas se utilizan como garrote político para presionar a sujetos obligados y garantizar su respaldo a determinado candidato en 2018, argumentó el diputado local de Compromiso por Puebla, Carlos Daniel Hernández Olivares.
Indicó que la Auditoría Superior del Estado (ASE) no puede frenar su trabajo de revisión de las cuentas públicas, toda vez que se tiene un calendario que cumplir y que ha permitido disminuir considerablemente el rezago que había en el análisis de ejercicios fiscales.
En este sentido, también indicó que si los individuos que deben transparentar sus cuentas en la ASE y que al final son votadas por los diputados locales, no están de acuerdo con el dictamen en contra de su cuenta pública e inicio de inhabilitaciones, pueden defenderse en las instancias que consideren oportunas.
“Más allá de un garrote político, lo que se trata es de dar dinámica al trabajo que hace la propia auditoria y la Comisión Inspectora que al final se encarga de avalar o rechazar algún ejercicio fiscal”, mencionó.
Consideró que también será tarea de la Auditoría Superior del Estado, tendrá la tarea de sacar el mayor número de cuentas públicas antes de noviembre, mes en que arrancar el proceso local 2018, a fin de eliminar ese estigma de que los ejercicios fiscales son usados como garrotes políticos.
Por último, mencionó que pese acusar a la comisión Inspectora de usar las cuentas como garrote político, jamás se ha comprobado dicho escenario y; por el contrario, solo se provoca que se estigmatice dicha situación.