*El estratega cumplió un año como director técnico de Lobos

Logros y crecimiento en el ámbito profesional, marcan la historia de Rafael Puente del Río con Lobos BUAP, equipo con el que cumplió un año como director técnico y con el cual trabaja intensamente para seguir mejorando en el Apertura 2017 de la Liga MX.
“Quiero extender el profundo agradecimiento a Axel Bierbaum, a Rodrigo Roque y a Daniel Alcantar, por el gran apoyo que han sido, nada de lo que hemos logrado hubiera sido posible sin su gran profesionalismo y sin su respaldo, por supuesto extender este agradecimiento a la directiva que hace un año tomo el riesgo de darle la oportunidad a un técnico sin experiencia, con muchas ganas de salir adelante y de demostrar su capacidad, es un momento para para reflexionar, agradecer y reiterar el compromiso que tenemos de portar este escudo”.
Sobre su experiencia con los Universitarios en la Liga MX, dijo que a pesar de que han mostrado cosas interesantes, no están satisfechos, porque su principal objetivo es conservar la categoría.
“Nos trazamos ser un equipo protagonista, creo que lo hemos conseguido, en cualquier cancha ser valientes, atrevidos y que respeta su estilo de juego. También tenemos el deseo de terminar el torneo entre los ocho primeros”.
En lo que respecta al regreso de Julián Quiñones a los entrenamientos con el primer equipo, el estratega comentó que tras un análisis de su comportamiento, decidieron darle una segunda oportunidad, y de él dependerá volver a ganarse un lugar en el once titular.
“Los reportes que nos llegaban fueron positivos y junto con la directiva tomamos la decisión de reintegrarlo al primer equipo para que vuelva a pelear por un lugar”.
Del partido de la Jornada 13 ante Toluca, Rafael Puente señaló que el grupo se encuentra trabajando fuerte, corrigendo detalles y mejorando en la concentración.
“Debido a que tenemos un modelo de juego que privilegia mucho el ataque y que nos obliga a tomar riesgos en defensa, vamos en una línea ascendente con una idea clara, con un compromiso absoluto de entender cuáles son nuestros objetivos y de pelear a muerte para poderlos obtener”.