• En México se necesita formar a mejores profesores e identificar a los mejores maestros tanto en la formación inicial como en la formación permanente

La educación no la podemos reducir a la escolarización, la educación es una responsabilidad de todos, tanto de padres de familia como de empresas, de medios de comunicación y aquellas instituciones que se dedican a la enseñanza de la educación, del gobierno y de los mismos docente, afirmó Mónica Monroy Kuhn, Directora Académica de la Maestría en Educación Matemática de la (Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).
Explicó que en alusión a los datos que arrojó la prueba PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, por sus siglas en inglés) de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), sobre la educación en México y en donde los estudiantes de nivel secundaria salieron bajos en calificaciones relacionadas con las matemáticas, las ciencias y la comprensión.
“Si bien a nivel gubernamental se están llevando a cabo cambios a través de la Reforma Educativa, que abarca diferentes tópicos, como son evaluaciones, modificaciones de los programas educativos y otros aspectos, son acciones que van a permitir que todo el sistema se vaya alineando para poder ayudar a la mejora de la educación del país”, comentó.
Prueba de ello, dijo, son los programas lanzados por el gobierno como Escuelas al 100, donde también se destinan recursos para mejorar las escuelas y así un sinnúmero de acciones que deben fortalecerse
Indicó que es importante asegurar que esos lineamientos se cumplan a cabalidad y que se busquen la mejora de los mismos como es el tema de la evaluación de los docentes para su ingreso y permanencia en el trabajo, y en ese sentido, podrán detectarse muchas áreas de oportunidad.
Subrayó que en México se necesita formar a mejores profesores e identificar a los mejores maestros tanto en la formación inicial como en la formación permanente, porque en esa medida, se podrán ir dando pasos firmes en favor de la educación.
“Se debe contar con programas que realmente incidan en la práctica docente que ayuden a mejorar a los estudiantes en su formación educativa, como es el caso de las instituciones normales y la formación de profesores en servicio”, comentó.
Enfatizó que todos los actores de la sociedad deben involucrarse en la formación de las nuevas generaciones de estudiantes. En México es mínimo el porcentaje de empresas y sociedades no gubernamentales que buscan contribuir a la educación como es el caso de otras naciones del mundo, en donde se apoyan los modelos de enseñanza, el desarrollo de la ciencia y crecimiento de la investigación.
Refirió que todos los resultados que arrojó la prueba PISA quedaron claros porque es algo que ya sabíamos y actualmente México está tomando muchas acciones para mejorar la educación y es un tema en donde todos nos tenemos que enfocar.
“Desde que PISA comenzó a implementar los exámenes en el país, en el 2003 y que se aplican cada 3 años, los resultados que se han obtenido, han sido muy similares y lo mismo se refleja también en las pruebas estandarizadas que se implementan en México a nivel nacional como es el caso de la prueba PLANEA o los EXCALE que las ejecuta el INEE (Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación)”, refirió Mónica Monroy.
Y de acuerdo a los resultados del 2015, se dijo que México quedó en el lugar 58 de los 72 países que participan en esta dinámica de estudio. “Resultado que países de América Latina como es el caso de Chile que quedó en primer lugar de la región; seguido por Uruguay, Costa Rica, Colombia, Brasil, Perú y República Dominicana.
Finalmente indicó que es importante tener precaución en la interpretación de los resultados de la prueba, porque primero, un examen estandarizado como es el caso de PISA, si bien nos da información relacionada con el rezago educativo que tiene México, no es una medida definitoria de todo el sistema educativo.