El Rector Alfonso Esparza inauguró el segundo centro comunitario “Kali. La Universidad en comunidad”, en Barranca Honda
Al inaugurar el segundo Centro Comunitario “Kali, la Universidad en comunidad”, en Barranca Honda, el Rector Alfonso Esparza afirmó que más allá de impulsar el progreso en zonas marginadas de la capital, con estos espacios se fomenta el intercambio de saberes y experiencias. “La BUAP les brinda oportunidades de aprendizaje, pero al mismo tiempo nos enseñan mucho. Juntos seremos capaces de construir respuestas a los problemas que enfrentamos”.
El Rector aseguró que con este tipo de programas, a cargo del Centro Universitario de Participación Social (CUPS), el conocimiento se traduce en oportunidades de progreso para esta colonia, perteneciente a la Junta Auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, del municipio de Puebla. En este lugar, desde hace tiempo se han llevado a cabo diversas acciones y hoy con el funcionamiento de este centro se amplían las posibilidades para beneficiar a niños, jóvenes y adultos de esta localidad.
Los centros comunitarios, conocidos también como Kali, son resultado de la experiencia obtenida en el programa Escuelas Comunitarias, dirigido a los menores que no tienen acceso a la educación formal. En ellos se realizan actividades de escuela comunitaria, alfabetización y educación para adultos; talleres productivos, de ciencia y arte; así como presentaciones artísticas. Además, en este sitio funciona una biblioteca.
De acuerdo con las necesidades de los habitantes, el Rector Esparza informó que se brindan clases de regularización para niños de primaria, círculos de lectura, atención psicológica, talleres de preparación de alimentos saludables y de elaboración de diferentes productos, conciertos y otras actividades culturales.
Por otra parte, Esparza Ortiz reconoció la labor del CUPS a lo largo de 16 años, dependencia -a cargo de Mirta Figueroa Fernández- que fortalece el cumplimiento de la responsabilidad social de la Institución, al atender a los grupos más desfavorecidos. Asimismo, destacó la disposición y trabajo de los docentes, alumnos de prácticas profesionales, servicio social y voluntarios.
De esta manera, “la BUAP cumple con su responsabilidad social y su compromiso de trasladar los beneficios del conocimiento a diversos grupos sociales”.

Alejandro Cortés Carrasco, secretario de Desarrollo Social, en representación del presidente municipal Luis Banck Serrato, subrayó que la Universidad y el ayuntamiento tienen un objetivo compartido: extender la educación en la capital poblana. Así se estableció el programa Apúntate, para alfabetizar a sus habitantes.
Al tomar la palabra, Mirta Figueroa Fernández dio a conocer que en los Kali –que en náhuatl significa casa- hay cuatro líneas de trabajo: Educación para la vida, Salud y bienestar comunitario, Economía social y Ciencia, arte y cultura. “Aunque este sea un espacio pequeño, juntos podremos hacer grandes proyectos para que Barranca Honda sea un lugar mejor para vivir y crecer”.
El CUPS –dijo- ha puesto en marcha 13 campañas de alfabetización en zonas rurales del estado, cuatro programas de alfabetización municipal, dos centros comunitarios, cinco bibliotecas comunitarias y dos centros permanentes para aprender a leer y escribir.