Investigadores diseñaron redes de sensores inalámbricas utilizadas para el intercambio de información en diferentes dispositivos

Ante la creciente tendencia en el uso de sistemas inteligentes interconectados para facilitar las actividades de la vida diaria, investigadores de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP desarrollaron redes de sensores inalámbricas enfocadas al uso del Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).

 “Analizamos los determinados parámetros que pueden involucrarse en una red de sensores, como la intensidad de potencia, la localización de algún nodo a través de ciertos algoritmos, o hacer enrutamientos para comunicarnos con cualquier elemento dentro de la red”, señaló Richard Torrealba Meléndez, profesor investigador de la FCE.

La idea es que los nodos sean capaces de enviar y recibir información para que una persona tome decisiones con base en estos datos. Por ejemplo, qué ruta tomar para evitar mucho tránsito, cantidad de consumo de agua en una zona y medio ambiente de algún lugar, entre otras situaciones que pueden analizarse en tiempo real con el uso de los dispositivos.

El académico, quien es doctor en Ciencias de la Electrónica por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, dio a conocer que a la fecha han realizado pruebas con respecto al uso de las redes de sensores, como  monitorear el transporte universitario para medir tiempos de llegada, ubicación y hora en la que arribará la siguiente unidad.

Torrealba Meléndez comentó que a través de algunas tesis han sido evaluados con éxito diversos aspectos del funcionamiento de la red, como la parte electrónica,  por lo que ahora se busca una aplicación móvil que le indique al usuario dónde se encuentra el camión o el tiempo que tendrá que esperar para abordarlo.

Otro trabajo en el que están implementando el uso de las redes consiste en una aplicación médica para monitorear los signos vitales de un paciente y así apoyar al personal de salud, que podría observar esta información desde un dispositivo, e incluso enviar alertas en caso de que algún parámetro esté alterado.

 

De igual forma, mencionó que se ha pensado en pruebas basadas en un sistema de estacionamiento inteligente, en el que una persona pueda saber, desde su teléfono, los lugares de aparcamiento disponibles que hay en la universidad para ahorrar tiempo en la búsqueda.