• El Rector otorgó 36 promociones y 226 definitividades a personal no académico

Al entregar 36 promociones y 226 definitividades a personal no académico, el Rector Alfonso Esparza Ortiz afirmó que estos procesos transparentes han marcado un cambio importante en la BUAP y su relación con los trabajadores, al otorgarles certeza jurídica y laboral. Además, “corresponden a la universidad moderna que estamos impulsando, así como a una gestión eficiente que atiende con calidad y calidez las necesidades de su comunidad y fortalece el trabajo en equipo”.
Tales beneficios –precisó- se otorgan mediante la evaluación del desempeño y superación de los trabajadores, a partir de lineamientos normativos que transparentan el proceso. De este modo, durante su gestión se han entregado 235 promociones y 364 definitividades a trabajadores administrativos, de las cuales 220 responden al compromiso de incorporar a la nómina institucional a personal que se encontraba en nómina de recursos propios.
El Rector de la BUAP señaló que en la más reciente entrega de definitividades, se autorizó que el reconocimiento de antigüedad no dependiera sólo de la categoría del trabajador, sino también de la función que realiza, lo que amplió las posibilidades para que más trabajadores pudieran participar y obtuvieran su definitividad. Adicionalmente, dijo, este ejercicio de evaluación genera información sobre el desempeño y las competencias del personal administrativo, que permiten fortalecer programas de capacitación, identificar áreas de oportunidad y apuntalar las tareas sustantivas de la Institución.
En la Unidad de Seminarios, en Ciudad Universitaria, María del Carmen Vera Delgado, directora de Recursos Humanos, resaltó que la entrega de estas promociones y definitividades es muestra del compromiso de la administración central con los trabajadores.
Estas acciones se enmarcan en el programa “Compromiso, unidad y bienestar de los recursos humanos”, del Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017, el cual sentó las bases para la trascendencia institucional, a través de procesos transparentes que reconocen su desempeño y trayectoria en la Institución.
Al respecto, Gabriela Juárez Urbina, auxiliar del área administrativa de la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), agradeció el esfuerzo de la Institución hacia sus trabajadores, pues esta meta servirá como ejemplo de trabajo. “La Universidad nos ha extendido su mano, por consiguiente nuestro compromiso es laborar con ella hombro con hombro. Gracias por mirar hacia el personal no académico y hacernos sentir parte de la Máxima Casa de Estudios en Puebla”, expresó.