• La Universidad brinda espacios para impulsar el talento y las habilidades de sus estudiantes: Rector Alfonso Esparza
  •  En el CCU hicieron el Lobo Fest 2018

Llegaron al Complejo Cultural Universitario (CCU) de muchas formas. Desde temprano, uno tras otro avanzó rápidamente para no perderse su fiesta de bienvenida: el Lobo Fest 2018, una actividad para integrarlos a la familia BUAP. A la nueva generación, el Rector Alfonso Esparza Ortiz ratificó el compromiso de la Institución de brindarles espacios para impulsar su talento y habilidades, así como valores y una educación de calidad, y así formar egresados competentes y comprometidos con la sociedad.

El Lobo Fest 2018 cerró con un concierto de Los Claxons, un grupo pop rock que deleitó a los miles de jóvenes concentrados en la explanada del CCU, quienes, además, durante el día disfrutaron de una variada oferta cultural: conferencias, obras de teatro y música, entre otras.

En el auditorio del CCU, al inicio del festejo, el Rector Alfonso Esparza destacó la calidad y pertinencia de los programas educativos de la BUAP, su planta docente, infraestructura educativa y vinculación social, que hacen de esta una de las mejores universidades del país. Por tal motivo, los felicitó por incorporarse a su ahora alma mater, una institución de larga historia y tradición académica.

Frente a miles de estudiantes que corearon el nombre de sus respectivas unidades académicas, el Rector los orientó sobre algunos servicios enfocados a su bienestar, como el Sistema de Transporte Universitario y el Lobobus, para la movilidad hacia las colonias del municipio y dentro de Ciudad Universitaria.

Interrumpido por momentos por la euforia de los nuevos universitarios, Esparza Ortiz invitó a esta generación 2018 a aprovechar los recursos que ofrece la Institución y los invitó a aportar en beneficio de su universidad, la ciudad y el país.

“Lo que buscamos en esta Universidad es que ustedes sean ustedes mismos. Que piensen, duden, critiquen, pero siempre en positivo. Que no crean todo lo que les digamos; que cuestionen y se pregunten el porqué de cada cosa que se les dice en el aula, la razonen, porque es la mejor forma de aprender y tener las herramientas y competencias para una preparación exitosa”, subrayó.

Tras su discurso de bienvenida a miles de estudiantes de nuevo ingreso de preparatoria y licenciatura, el Rector de la BUAP realizó un recorrido por el CCU, en donde apreció una gama de actividades, desde conferencias, conciertos, demostraciones deportivas, hasta videojuegos, las cuales mostraron la oferta deportiva y cultural de la Institución y dieron paso a la convivencia entre los universitarios.

 

El Lobo Fest 2018 recibe a miles de estudiantes

 

Llegaron de muchas formas, la mayoría en micro. Las banquetas aledañas al CCU lucían tupidas, más de lo acostumbrado para el tránsito peatonal. Eran los alumnos de nuevo ingreso de la BUAP. Desde temprano, uno tras otro avanzó rápidamente para no perderse su fiesta de bienvenida, el Lobo Fest, una actividad que sus compañeros de viejas generaciones, profesores y personal de unidades académicas y dependencias universitarias prepararon para integrarlos a la familia BUAP.

 

         Eran miles. Generaron un poco de tráfico. El evento fue un éxito. La Orquesta Sinfónica y el Coro Sinfónico fueron los primeros en convivir con la generación 2018. Mientras que las compañías de Arte Dramático, Danza Contemporánea y Ballet Folklórico, exhibieron parte de su trabajo en los andadores del recinto cultural. Para muchos jóvenes, esta fue la primera interacción con los artistas de la BUAP.

 

         En una exhibición sobre ciencia y tecnología, parte de la comunidad científica de la Universidad, con estudiantes interesados en divulgar su conocimiento, mostraron a los más jóvenes algunos desarrollos y experimentos emblemáticos de la BUAP, como el auto Insignia, un vehículo eléctrico fabricado por investigadores y alumnos de la Institución, y el Piano Cósmico, un instrumento que hace música a partir de la intensidad y la forma con que los rayos cósmicos impactan la Tierra.

 

         En un andador hubo telescopios para observar lo que la nubosidad permitiera. Así también simuladores para que los estudiantes dieran un recorrido, al menos de manera virtual, por el Laboratorio Nacional de Supercómputo. Emprendedores exitosos impartieron talleres y conferencias. Una variedad de actividades estuvieron disponibles para la diversión e integración de los estudiantes de nuevo ingreso.

 

           Para los gamers, incluido el Rector de la BUAP, se organizaron las retas. Hubo un torneo de FIFA. La final se proyectó en una gran pantalla.

 

         En el escenario de Radio BUAP, instalado junto a las taquillas del auditorio, Tino el Pingüino entonó algunas de sus rimas, canciones que han llevado al intérprete a ser considerado el “rapero chilango”. Muy cerca, parte del equipo de futbol Lobos BUAP, junto a algunos de sus directivos, mantuvieron una convivencia con los universitarios durante todo el festival.

 

         También estuvieron los jugadores de americano y atletas de otras disciplinas que se practican en la Institución. Organizaron dinámicas con sus nuevos compañeros para motivarlos a inscribirse a algunos de sus selectivos o practicar algún deporte.

 

         Así las cosas, así el festejo, en un día que alternó momentos de sol intenso y otros de nubosidad que no disiparon los deseos de convivencia.

Audio: