Por: Carlos Linares Mendoza
Fotos: Luis Olivares / Carlos Linares

LA espera por fin terminó y poblanos pudieron disfrutar la tarde del domingo de una fiesta como parte del “Día del Jardinero”, que la empresa STIHL ofreció a todos los asistentes.
La cita fue en Centro Expositor en los Fuertes de Loreto y Guadalupe, a su llegada todos los asistentes, llenaban un formulario para poder participar en la rifa de una camioneta modificada por “Mexicánicos”.
Los primeros en subir al escenario fueron Los Askis quienes calentaron los motores, en un ambiente familiar donde había comida para los asistentes así como muchos premios.
El segundo en subir al escenario fue Celso Piña, quien previo a su presentación ofreció conferencia de prensa donde agradeció la invitación a este evento donde se fomenta el medio ambiente y que mejor manera de celebrar a los jardineros.
Finalmente el momento más esperado llegó cuando La Arrolladora Banda Limón de Rene Camacho, subió al escenario luciendo trajes en color café, para complacer a los miles de asistentes quienes esperaron hasta el final para presenciar el show de su grupo favorito.
Aunque La Arrolladora dejó plantados a los medios de comunicación en la sala de prensa y con ello no cumplieron con los M&G pactados, eso no importó para que la agrupación se llevara la tarde, con un show que tuvo una duración de dos horas, donde cantaron sus más grandes éxitos como “La llamada de mi ex”, “Me va a pesar”, “El ruido de tus zapatos”, “Cabecita dura”, “Ya te perdí la fe”, “Lo hiciste otra vez”, “Ya no te buscaré”, “Ojalá que me olvides”, “Y que quede claro”, “Ojos en blanco”, “De ti exclusivo”, así como sus nuevo éxitos “Calidad y cantidad” y “Entre beso y beso”, de su más reciente producción que lleva por nombre “Calidad y Cantidad”.
Finalmente cabe señalar que el momento sin duda más importante de la noche y no me refiero a la rifa de la camioneta, se lo llevó cuando un niño se extravío y fue cuando sus vocalistas pidieron a los asistentes si lo conocían fueran a tras del escenario por él, esto fue motivo para que pidieran que todos los niños que se encontraban cerca del escenario subieran y así pudieran cantar con ellos y el pequeño extraviado el tema “Niña de mi corazón”, al final les pidieron cuando sean grandes sigan apoyando la música de LA ARROLLADORA.