+ Julián Terán Díaz, estudiante de Derecho de la BUAP, ha participado en campeonatos internacionales de Estados Unidos y Japón

A los tres años de edad, comenzó su vida como karateka. 19 años más tarde, Julián Terán Díaz, alumno de la Licenciatura en Derecho de la BUAP, conquistó varias peleas y hoy posee más de 50 galardones obtenidos en campeonatos nacionales e internacionales. Su juventud le confiere fortalezas físicas para ir por más. Su vocación y determinación, la certeza de que logrará más triunfos.
Originario de San Pedro Cholula, fue su padre quien lo inició en el deporte de la patada: el sensei Ramiro Terán Romero. La colaboración filial los llevó a viajar a dojos de distintas naciones, incluyendo algunas del continente asiático –cuna de este deporte-, para competir en torneos en los que Julián logró destacar, al ubicarse entre los primeros cinco mejores atletas, superando a aquellos de escuelas de gran tradición en el campo.
En 2013 fue invitado a competir en el Campeonato Mundial de Estilo, celebrado ese año en Tokio, Japón. “Aunque competí por el bronce y no lo gané, juntos –padre e hijo- logramos un sueño que desde hacía tiempo compartíamos”, comentó Julián, quien precisó que dicho anhelo se incentivó a partir de su participación en la edición 2009 de esa justa, celebrada en Beijing, China.
Tras el trago amargo en suelos asiáticos, el universitario, próximo a graduarse, le ganó a diversos oponentes. Su triunfo más reciente fue el alcanzado en la Universiada Nacional 2016, en la Universidad de Guadalajara. Ahí obtuvo medalla de bronce, en combate individual, categoría menos de 84 kilogramos.
Con ésta suman cuatro preseas ganadas por el estudiante para la BUAP: en la edición 2015 de esta justa deportiva, que se realizó en Nuevo León, obtuvo plata y bronce en combates por equipo e individual, respectivamente; y en 2013, en el estado de Sinaloa, bronce en combate individual.