*Victoria Cruz Romano y Julissa Quecholac quieren destacar en el Campeonato Centroamericano y del Caribe

Planes de triunfo para este 2018 tienen las karatecas de la BUAP, Victoria Cruz Romano y Julissa Quecholac Guerrero, en el futuro inmediato, donde se han trazado como objetivo obtener la medalla de oro en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, así como en la Universiada Nacional.
Victoria Cruz Romano, la actual poseedora del Premio Estatal del Deporte, enfatizó que el 2018 será de suma importancia para ella, ya que además del Campeonato Centroamericano y del Caribe, tendrá la misión de estrenarse en la Universiada Nacional.
“Es un año muy importante ya que las competencias en las que comienzo a entrar ya son en etapa adultas, ya no es simplemente la etapa juvenil, se va a combinar más adultos tanto en el Centroamericano como Panamericanos y ahora la etapa de Universiada donde están las más grandes, las chavas con las que ya he competido anteriormente pero que ahora ya tienen más terreno ganado”, manifestó.
Asimismo, Cruz Romano explicó que el ser Premio Estatal del Deporte no la presiona para obtener la medalla de oro en el Centroamericano y del Caribe, ni en la Universiada Nacional, tras destacar que no piensa en eso y sólo se dedica a disfrutar de su deporte.
En tanto, Julissa Quecholac, estudiante de la carrera de Administración de Empresas, señaló que se encuentra ya trabajando para encarar el Campeonato Centroamericano y del Caribe, donde la meta es la medalla de oro, consciente de que es una justa con un alto grado de dificultad.
“El 2018 empezamos con el Campeonato Centroamericano y del Caribe que va a ser en Barranquilla, Colombia, del 19 al 26 de marzo y pues vamos por la medalla de oro. En mayo será la Universiada Nacional, no tenemos la sede pero también buscaremos la medalla de oro, y es clasificatorio para el Campeonato Mundial que va a ser en Japón, entonces esas son ahora nuestras metas, ganar la Universiada Nacional”, enfatizó.
Mencionó que a partir de este año, competirá en la categoría de adultos, por lo que será aún más grande el reto, ya que las rivales cuentan con más experiencia, aunque aseveró que se está preparando de la mejor manera para cumplir con las expectativas en los certámenes que están en puerta.
Por último, tanto Julissa como Victoria enfatizaron que uno de sus objetivos primarios se centra en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, una vez que el karate ya es considerado deporte olímpico; sin embargo, afirmaron que de no conseguir su calificación tienen la oportunidad de llegar en el 2024.