Con el compromiso de revisar los casos de todos los presos políticos que hay en el estado y de aplicar la ley sin distingo, Blanca Alcalá Ruiz, candidata del PRI-Verde y Partido Encuentro Social a la gubernatura de Puebla, se reunió con las señoras Elia Tamayo Montes (madre del niño José Luis Alberto Tlehuatle Tamayo) y Araceli Bautista Gutiérrez (madre de Javier Montes Bautista, ex presidente auxiliar de Chalchihuapan).
En el encuentro, la Sra. Elia Tamayo Montes relató a Blanca Alcalá lo ocurrido el 9 de julio de 2014, cuando fue lesionado de muerte su hijo de 13 años a manos de elementos de la Policía Estatal; posteriormente le entregó un documento con una serie de seis peticiones relacionadas con los derechos humanos, los cuales se comprometió a atender en su gobierno.
Por su parte, la Sra. Araceli Bautista Gutiérrez pidió se revise a conciencia el caso de su hijo Javier Montes Bautista, detenido por el gobierno del estado. Las irregularidades con las que se lleva a cabo este juicio han preocupado a su familia, que clama justicia.
Blanca Alcalá recibió en su casa a las señoras Elia Tamayo y Araceli Bautista, y ante ellas se comprometió a impulsar un programa que respete de manera cabal los Derechos Humanos en el Estado.
“Hoy no hay manera de devolverle a Doña Elia la vida de su hijo, pero sí hay forma de que nunca más casos como éste se vuelvan a repetir; definitivamente la responsabilidad ética y legal de todo gobernante es privilegiar el Estado de Derecho de todos su ciudadanos”, subrayó Blanca Alcalá.
Agregó: “se van a revisar todos los casos de los presos políticos y no vamos a permitir que nunca más vuelvan a ocurrir hechos tan lamentables como lo que sucedió en Chalchihuapan, Puebla, hace un par de años”.