Por Jesús Lemus/Puebla 

El titular de la Junta Local del INE en Puebla, Joaquín Rubio Sánchez, prometió que habrá imparcialidad en este proceso electoral para elegir gobernador del estado y cinco alcaldes, además de convocar a los partidos políticos dejar atrás la guerra sucia que provocaría un “encono” en los poblanos que votarán el 2 de junio.

Así lo expresó en su mensaje de apertura para el proceso electoral de Puebla que se vivirá tras la muerte de la gobernadora, Martha Erika Alonso Hidalgo el 24 de diciembre.

En presencia de los consejeros nacionales del INE, Marco Antonio Baños Martínez y Pamela San Martín, afirmó que la junta local del organismo encabezará elecciones limpias y confiables en favor de los poblanos que saldrán a las urnas para elegir a su autoridad.

Dijo que el Instituto Nacional Electoral en Puebla será un árbitro discreto que no se verá, pero que se sienta la presencia del mismo con las resoluciones que se apegarán a la ley.

Indicó que las elecciones son reglas y principios fijados en la ley respectiva, por lo tanto, no existe la necesidad de insultar, agredir o descalificar, además de que los partidos y candidatos deberán convencer con proyectos para no caer en la violencia y dádivas.

“Los actores políticos y ciudadanos en general, podrán estar seguros que las decisiones que se tomarán al interior al organismo, a los partidos políticos les pedimos que no incurran en las descalificaciones y tampoco caigan en dádivas para comprar el voto de los ciudadanos”.

Por su parte los partidos políticos, han otorgado voto de confianza al INE en Puebla para la organización de las elecciones y confiaron que no se registren hechos violentos como el año pasado y los ocurridos en 2018, no queden impunes.

 

Condiciones de seguridad

 

  En tanto la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Pamela San Martín, mencionó que habrá énfasis mediante las áreas de seguridad correspondientes, para garantizar que los hechos de violencia ocurridos el 1 de julio de 2018, no se repetirán nuevamente para las votaciones de este junio, cuando los poblanos elegirán a titular del gobierno de Puebla.

Señaló que el INE condena cualquier escenario de violencia ocurrido en Puebla y el país en la organización de votaciones, mismas que deben funcionar como un mecanismo para la transición de poderes, donde debe privilegiarse la democracia.

“Hay un hecho que es absolutamente cierto, que es inaceptable que ocurra en una elección como en Puebla capital, los hechos de violencia que se vivieron el 1 de julio de 2018, más allá del numero de casillas afectadas, sin hechos que rechazaremos en cualquier momento y cualquier circunstancia”.  

Dijo que el INE no está facultado para solicitar seguridad en Puebla, pero sí estarán en las mesas de trabajo entre los diversos niveles de gobierno, donde señalarán cualquier hecho de violencia que se registre durante el proceso comicial.

Sobre los debates, la consejera nacional dijo que la otra semana se instalará una comisión para este particular y definir cuántos ejercicios habría entre los candidatos, tomando en cuenta que la ley solo establece por lo menos un encuentro.

Consideró que antes del 21 de febrero, día en que arrancan las pre campañas, habrá una fecha tentativa para el debate entre quienes aspiran a encabezar el gobierno del estado de Puebla.