“Personalmente este mundial me motiva a trabajar y entrenar más duro para poder hacer un mejor papel, tanto individual como en equipo, en las próximas competencias” del Campeonato Internacional de Indoor Lacrosse, sus clasificatorias y Copa América; afirmó Juan Ramón Rojas Espino, egresado de la Universidad de las Américas Puebla, tras volver de su participación en el Mundial de la especialidad.

Latvia, Grecia, Corea del Sur, China, Colombia, Turquía, Uganda y Bermuda fueron los equipos con los cuales sostuvo enfrentamientos la Selección Nacional Mexicana de Lacrosse en Netanya, Israel. Haciendo su debut en la defensa el egresado de la UDLAP, quien comentó sentirse satisfecho por esta experiencia de vida pues le dio las bases necesarias para una competencia de ese nivel.

“Jamás había estado en una competencia tan grande y tampoco había podido representar a mi país, siento que los nervios estuvieron presentes los primeros tres juegos, pero después me sentí muy relajado, ya que había ganado confianza mediante minutos de juego”, expresó.

Sobre los enfrentamientos, Juan Ramón Rojas los describió uno a uno: ante Latvia (10 puntos a 13) fue un duelo muy reñido puesto que era el rival a vencer; Grecia (8 puntos a 13) y Corea del Sur (6 puntos a 9) aprovecharon pequeños errores de los mexicanos para sacar ventaja; con China (15 a 14) se dio un partido de ida y vuelta haciéndolo bastante emocionante, donde los compatriotas pudieron concretar el triunfo en los últimos momentos del juego.

Ante Colombia (22 a 10) fue cuando mejor jugaron para recuperar confianza y concentrarse en el paso siguiente; frente a Turquía (14 a 8), el cuadro tricolor repitió el mismo ímpetu para derrotar a un equipo fuerte y rápido; con Uganda (19 a 3) se jugó de noche y con mayor coraje para sacar una enorme brecha en el marcador.

El último duelo fue en la mañana siguiente contra Bermuda (6 a 9) notándose el cansancio, pero eso no impidió que las acciones fueran parejas hasta que los mexicanos fueron presa otra vez de sus propias pifias, para dejar escapar el resultado en los instantes culminantes del partido.

Con estos números la Selección Nacional Mexicana de Lacrosse ocupó el lugar 38 en el ranking mundial, con muchas expectativas de lo que pudiera pasar en el futuro.

 “Acabamos en un lugar que no queríamos estar, pero realmente ese número no representa nada del cómo jugamos cada partido”, comentó el egresado de la Universidad de las Américas Puebla, quien agregó que el próximo año se dará la etapa clasificatoria para el Mundial de Indoor Lacrosse en Canadá, un formato con menos jugadores que lo vuelven más rápido y agresivo, porque se juega en una cancha de hockey sobre hielo y donde Juan Ramón Rojas planea estar.