Los jóvenes es la población más vulnerables a las enfermeras de trasmisión sexual, informó la doctora ría Claudia Rivera Luna, responsable Estatal del Programa VIH-SIDA de la Secretaria de Salud.

Explicó que las personas  de entre 25 a 45 años de edad, es la población con mayor contagio  de una enfermedad de trasmisión sexual, por no protegerse.

No obstante, explicó que los jóvenes, se preocupan más por tomar un anticonceptivos para evitar un embarazo, que por utilizar un condón y con ello protegerse de una enfermedad de trasmisión sexual.

Rivera Luna explicó que muchas de las veces, cuando un joven o una jovencita, al sentir una molestia, una sintomatología por un virus de trasmisión sexual, no acuden a una revisión médica, por pena o por no querer informar de su actividad sexual activa, a los mayores o a sus padres.

La recomendación es la protección con el uso del condón y a acudir a los servicios de salud para tener un diagnóstico y en su caso iniciar un tratamiento.