+ Existe una diversidad de proyectos, como cultivo de tejidos y micropropagación de especies ornamentales

Con una colección científica herborizada de más de 45 mil ejemplares vegetales y una colección viva de más de mil 200 especies, el Jardín Botánico y Herbario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) orientan sus trabajos hacia la investigación y preservación de las plantas nativas en el estado de Puebla, así como la educación y divulgación.
En un espacio de 10.5 hectáreas conviven tres mil plantas de especies vegetales de plantas silvestres y cultivadas como pinos, cipreses, sabinos, cedros, colorines, pirules, cactáceas globosas, arborescentes y columnares, agaves, orquídeas y la colección más grande de encinos en México.
Ubicado dentro de Ciudad Universitaria, el Jardín Botánico se consolida en mayo de este año con 30 años de trabajo invertido en la selección y plantación cuidadosa de especies nativas y la creación de ecosistemas particulares.
Lo anterior sirve para la adaptación de las especies más relevantes de cada región poblana y de otros estados como Oaxaca, Guerrero, Jalapa, Veracruz, Hidalgo, Morelos, Estado de México, Tlaxcala, Chiapas, Durango, Aguascalientes y Tamaulipas.
Las plantas están integradas a nuestra vida de distintas maneras y un jardín botánico no solo sirve para observar o conservar especies, también para instruir y aplicar la ciencia de manera directa. Esta aplicación se ha visto reflejada en líneas de investigación trabajadas en el herbario y jardín botánico, como la botánica medicinal, la etnobotánica, la florística y la filogeografía, así como en el campo de los productos naturales, la fitoquímica, la transformación química de metabolitos importantes y recientemente labiología molecular vegetal.
En el laboratorio del Jardín Botánico existe una diversidad de proyectos, como cultivo de tejidos y micropropagación de especies ornamentales, evaluación de semillas de plantas silvestres en condiciones de estrés, bioensayos para evaluar diferentes efectos de promotores de crecimiento vegetal; evaluación de la actividad antioxidante de vegetales verdes tratados con compuestos 22-oxocolestánicos y efectos producidos por promotores de crecimiento en la expresión genética de plantas, entre otros.
Con el trabajo coordinado de todo el equipo que integra el Jardín Botánico, como biólogos especializados en botánica, taxónomos y fitoquímicos, además del curador, se ha contribuido al rescate y conservación de especies endémicas como Hydrangea nebulicola (hortensia de enredadera) y algunas especies de árboles del género Quercus. El trabajo en conservación se enmarca en la Estrategia de Conservación Vegetal, en colaboración con la Asociación Mexicana de Jardines Botánicos (AMJB) y otras organizaciones e instituciones como el Morton Arboretum