• El trabajo realizado en los jardines botánicos permite generar conocimiento y al mismo tiempo aplicarlo de manera práctica

Con una colección científica herborizada de más de 45 mil ejemplares vegetales y una colección viva de más de mil 200 especies, el Jardín Botánico y Herbario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) orientan sus trabajos hacia la investigación y preservación de las plantas nativas en el estado de Puebla, así como la educación y divulgación.
En un espacio de 10.5 hectáreas conviven tres mil plantas de especies vegetales de plantas silvestres y cultivadas como pinos, cipreses, sabinos, cedros, colorines, pirules, cactáceas globosas, arborescentes y columnares, agaves, orquídeas y la colección más grande de encinos en México.
Ubicado dentro de Ciudad Universitaria, el Jardín Botánico se consolida en mayo de este año con 30 años de trabajo invertido en la selección y plantación cuidadosa de especies nativas y la creación de ecosistemas particulares para la adaptación de las especies más relevantes de cada región poblana y de otros estados como Oaxaca, Guerrero, Jalapa, Veracruz, Hidalgo, Morelos, Estado de México, Tlaxcala, Chiapas, Durango, Aguascalientes y Tamaulipas.
“La construcción de este espacio en un inicio fue lenta, pero constante, los proyectos de esta envergadura no se dan a corto plazo, sobre todo porque tratas con seres vivos. Su éxito depende de distintas variables como el clima, el suelo o la recreación de condiciones que apoyen para que las especies se adapten y subsistan en este espacio. Al final, se ha desarrollado un proyecto multidisciplinario”, declaró en entrevista Maricela Rodríguez Acosta, directora del Jardín Botánico y Herbario de la BUAP.
Las plantas están integradas a nuestra vida de distintas maneras y un jardín botánico no solo sirve para observar o conservar especies, también para instruir y aplicar la ciencia de manera directa. Esta aplicación se ha visto reflejada en líneas de investigación trabajadas en el herbario y jardín botánico, como la botánica medicinal, la etnobotánica, la florística y la filogeografía, así como en el campo de los productos naturales, la fitoquímica, la transformación química de metabolitos importantes y recientemente la biología molecular vegetal.
Explicó que en el laboratorio del Jardín Botánico existe una diversidad de proyectos, como cultivo de tejidos y micropropagación de especies ornamentales, evaluación de semillas de plantas silvestres en condiciones de estrés, bioensayos para evaluar diferentes efectos de promotores de crecimiento vegetal; evaluación de la actividad antioxidante de vegetales verdes tratados con compuestos 22-oxocolestánicos y efectos producidos por promotores de crecimiento en la expresión genética de plantas, entre otros.
En cuanto al herbario, su trabajo científico se concentra en el ámbito florístico, taxonómico y etnobotánico, pero también desarrollan trabajos relacionados con la ecología y el cambio climático.
Comentó que algunos de los resultados de estas investigaciones, tanto del jardín botánico como del herbario, se reflejan en publicaciones como Plantas silvestres de Puebla, Plantas de importancia económica en el estado de Puebla y Flora en el estado de Puebla y México, apoyadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la BUAP.
“El trabajo realizado en los jardines botánicos permite generar conocimiento y al mismo tiempo aplicarlo de manera práctica. Son espacios para desarrollar habilidades en todas las ciencias y no solo en la biología vegetal. Cómo la gente puede aprovechar las plantas, cultivarlas, o bien generar un recurso económico a partir de ellas es solo una pequeña muestra de su aplicación”, dijo.
Finalmente dijo que hay que recordar que los jardines botánicos son un apoyo para diversas industrias como la alimenticia, farmacéutica, cosmetológica o la energética, “se destaca el sistema de educación con el que se cuenta, además de participar en el diseño e implementación de la licenciatura en biotecnología, enseña desde educandos preescolares hasta universitarios, manteniéndose abierto a las propuestas de diferentes líneas de investigación de otras disciplinas”.