+ Es fundadora del Programa de Estudios de la Significación y dirige la revista Tópicos del Seminario

Para María Isabel Filinich, la semiótica no sólo ofrece herramientas para analizar los distintos tipos del discurso, sino también es un modo de concebir al hombre mismo y al sentido. Tras una sólida formación académica cursada en Argentina, Rumania y México, la investigadora del Programa de Estudios de la Significación de la BUAP está convencida que en la mayor medida en que comprendamos lo explícito e implícito de un discurso, tendremos mayor lucidez para entender los procesos sociales en los que el hombre está inmerso.
Por esta razón, para su área de estudio nada es ajeno. “Cuando hablamos de discurso, no me refiero al discurso verbal exclusivamente: está el discurso visual, gestual, político, científico… todas son formas de producir sentido”, afirma, mientras la luz matinal se filtra por uno de los salones que alberga al grupo de semiótica con mayor consolidación en el país. El Seminario de Estudios de la Significación (SeS), impartido el primer viernes de cada mes, ha contado con la presencia de los principales semiotistas de las últimas décadas, como Jacques Fontanille, Omar Calabrese, Denis Bertrand, Eric Landowski, Waldir Beividas y muchos otros.
La entonación con la que la doctora Filinich narra su trayectoria académica no sólo delata su entusiasmo, sino también su origen. Nacida en Saavedra, Argentina, Marisa –hipocorístico con el que es conocida en sus círculos cercanos – tuvo un fuerte interés desde la educación secundaria por las clases de gramática, sintaxis y morfología. Al iniciar los cursos de literatura española y latinoamericana, sus preferencias fueron más evidentes y se formalizaron durante la Licenciatura en Literatura.
En la actualidad es nivel II del Sistema Nacional de Investigadores e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias. A la par de su labor docente y de investigación, funge como directora responsable de Tópicos del seminario, publicación semestral que por 18 años ininterrumpidos ha divulgado los estudios contemporáneos en semiótica y áreas afines de diferentes partes del mundo. Para llevar a buen término esta tarea, la disciplina y el rigor son fundamentales: además de la calidad académica, la revista, incorporada en los principales índices nacionales e internacionales, cuida cada fase del proceso editorial, tanto en su versión impresa como digital.