• El domingo la encontraron muerta y con señales de violencia sexual en su domicilio de Tulcingo del Valle.

La Fiscalía General del Estado investiga los hechos en los que perdió la vida Amely N. de 11 años, en el municipio de Tulcingo de Valle.
De acuerdo con las primeras indagatorias, la progenitora de la víctima salió a un baile con su pareja sentimental el 13 de enero y al regresar a la mañana siguiente, se percató que su hija estaba sin vida en su habitación. El resultado de la necropsia establece agresión sexual y como causa de muerte asfixia por estrangulamiento.
Entre las diligencias desarrolladas destacan el embalaje de indicios y la toma de muestras para el análisis de química y genética. Varias personas han comparecido, incluido el actual novio de la mamá de la víctima, que no comparte domicilio con la familia. También se tiene el testimonio del hermano de la menor que menciona haber salido a trabajar a las cuatro de la mañana del domingo.
A través de la Fiscalía de Investigación Regional, la Agencia Estatal de Investigación y el Instituto de Ciencias Forenses, se siguen desarrollando actos y técnicas de investigación.
La carpeta de investigación que se inició por este caso en la comandancia de Izúcar de Matamoros es la 32/2018.