• Presumen que fue asesinado a golpes; el cuerpo presentaba equimosis.

Odilón Larios Nava.- En El Pórtico de la Sección 9 de Misiones de San Francisco, ubicado en la calle Centenario, amaneció muerto un hombre el domingo. Las primeras investigaciones indican que el hombre murió asesinado a golpes, ya que el cuerpo presentaba diversas equimosis. Cabe destacar que es un fraccionamiento cerrado que cuenta con vigilancia privada, por lo que los habitantes estaban muy molestos con la empresa de vigilancia privada contratada, porque no se percataron de lo ocurrido.
Muy temprano este domingo, los habitantes del fraccionamiento observaron al hombre tirado en El Pórtico, notaron que no se movía. Cuando los técnicos en urgencias médicas revisaron a este hombre se percataron que no tenía signos de vida.
Policías del municipio de Coronango acudieron y acordonaron el lugar hasta la llegada del personal de la Agencia Estatal de Investigación, que son los encargados de llevar a cabo las diligencias del levantamiento de los cadáveres.
Los vecinos comentaron a este diario que el hombre fue visto quejándose por la madrugada, pero nadie lo auxilió ni pidieron apoyo, por eso estaban aún más molestos con los vigilantes privados que tienen contratados. El occiso fue identificado como José Antonio Leiva Aparicio, de 30 años de edad.
Por algunas equimosis que presentaba el cadáver, se presume que pudo haber sido golpeado y que a causa de ello habría muerto, pero lo anterior deberá ser confirmado o descartado por las autoridades una vez que se obtengan los resultados de los protocolos de necropsia.
Durante las diligencias del levantamiento del cadáver se le protegieron las manos para que se le realicen los análisis periciales y determinar si pudiera contener pelos o fibras, o algún otro indicio que pueda servir a las autoridades para determinar qué le ocurrió y dar pista sobre el probable homicida.
Los vecinos del lugar se mostraron descontentos con la seguridad privada que tienen contratada, puesto que pese a que se trata de un fraccionamiento cerrado, no se percataron de lo que ocurrió a este hombre.
El padre y hermana del José Antonio acudieron hasta el sitio y lo identificaron plenamente.