1. El cadáver desprendía un intenso olor a gasolina y fue encontrado en una zona del Triángulo Rojo.

Odilón Larios Nava.- La principal línea que se sigue por el hombre encontrado degollado en santa María Acuexcomac, en el municipio de san Pedro Cholula, el pasado domingo, es que se trató de un asesinato cometido por alguna banda de chupaductos. El cadáver desprendía un fuerte olor a gasolina y a unos cincuenta metros de él se localizó una camioneta que se encuentra bajo resguardo de las autoridades ministeriales.
Como lo dio aconocer este medio informativo, el cuerpo sin vida fue localizado el pasado domingo por la tarde, alrededor de las 18:00 horas, a un costado del Camino a san Jerónimo Tecuanipan, en Acuexcomac, junta auxiliar de san Pedro. Cerca del cadáver, a unos cincuenta metros se encontró una camioneta color rojo, con placas de circulación NL-03-273 del estado de Michoacán, presumiblemente propiedad del occiso.
El cuerpo estaba amarrado de pies y manos, y presentaba un largo corte en el cuello. Se presume fue privado de la libertad en otro lugar y posteriormente lo fueron a tirar a ese sitio. Durante las diligencias del levantamiento del cadáver, la policía y los agentes de investigación, se percataron que el cuerpo desprendía un fuerte olor a gasolina.
El hombre, de aproximadamente 40 años de edad, aproximadamente 1.70 de estatura, de complexión robusta, con cabello corto tipo militar, continúa en calidad de desconocido número 95 ante las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Como señas particulares vestía pantalón de mezclilla, sin cinturón, botas vaqueras color blanco al parecer de piel de avestruz, un suéter color café, bajo este último una camisa a cuadros blancos y negros.
Además del corte en la garganta, el cual fue el que le causó la muerte, en el cuerpo se observaban cortaduras en el cuero cabelludo. La principal línea de investigación que siguen las autoridades ministeriales señalan que se trata de un crimen vinculado al robo de combustible en la zona.