+ De una forma divertida y entretenida, estas apps puedan apoyar a los psicólogos te la falta de herramientas tecnológicas que faciliten el aprendizaje de niños con capacidades diferentes, investigadores y estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC), en colaboración con especialistas del Centro de Rehabilitación Neuropsicológica Infantil (CERENE), diseñaron una serie de aplicaciones cuyo objetivo es contribuir al desarrollo cognitivo de estos menores y mejorar las formas de evaluación y diagnóstico psicológico.
En total se crearon seis apps para ayudar a los usuarios en determinadas situaciones, como medición de niveles de estrés, resolución de problemas, comunicación interpersonal, terapia de lenguaje, atención y concentración, así como desarrollo del pensamiento matemático.
Josefina Guerrero García, profesora investigadora de la FCC, señaló que al hablar de capacidades diferentes no necesariamente quiere decir que son niños con Síndrome de Down o de Asperger, sino también infantes superdotados, con trastornos de déficit de atención e hiperactividad, entre otros.
“Nos dimos cuenta que la mayoría de psicólogos que tratan este tipo de características lo hacen de forma tradicional, sobre papel, por lo que comenzamos a trabajar con CERENE para el desarrollo de aplicaciones que puedan apoyar a los psicólogos en el tratamiento que les proporcionan a los niños, de una forma divertida, entretenida y mediante el uso de la tecnología”, explicó.
Aclaró que a pesar de que existen plataformas similares en internet, estas no le dan seguimiento al progreso de los menores. Es decir, no hay forma de que el psicólogo tenga conocimiento de si terminaron las actividades o cómo están avanzando, elementos con los cuales sí cuentan las apps que diseñaron.
Plataforma de aplicaciones
Una de estas aplicaciones lleva por nombre “Estresómetro”, la cual permite llevar un registro del nivel de estrés que tiene el usuario, junto a una pequeña descripción del porqué se encuentra en ese nivel. “Esta información sería analizada por un especialista, quien, con base en los resultados, podría plantear estrategias para trabajar y disminuir esta situación”, comentó Juan Manuel González Calleros, profesor investigador de la FCC.
Otra de las apps, llamada “Resolución de Problemas”, permite a una persona trabajar soluciones a situaciones de su vida diaria, de modo que pueda evaluar los pros y contras de sus decisiones. “Estas dos aplicaciones pueden ser de mucha utilidad para niños con hiperactividad o déficit de atención, debido a que suelen ser muy ansiosos y nerviosos, por lo que conflictos que para cualquier persona son fáciles de atender, a ellos les genera demasiada tensión”, explicó el académico.
El “Tablero de Comunicación” es una herramienta que posibilita a personas con problemas de habla expresar sus necesidades en torno a situaciones cotidianas, mediante una síntesis de voz. Por otro lado, “Terapia de Lenguaje” es una app que puede ayudar a los usuarios de cualquier edad a aprender a hablar mediante una interacción humano–computadora que involucra la repetición de sonidos.
La quinta aplicación llamada “TDActividades” incluye un conjunto de acciones que pretenden mejorar la concentración del usuario mediante secuencias didácticas, mientras que “TDAH TOONS” consiste en una serie de juegos que apoyan el pensamiento matemático, la grafomotricidad y la dislexia.