Por Angelica Patiño Guevara/Puebla.- La Contraloría Municipal inició una serie de investigaciones por detectar la falta de mobiliario en las diferentes dependencias y que se registraron durante el cambio de administración.
De acuerdo a la titular de la dependencia Luz María Aguirre Barbosa, en casi todas las dependencias del ayuntamiento de Puebla, pero principalmente en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), de detectaron que a la llegada de este nuevo gobierno, algunos ex servidores públicos, decidieron hacer su “año de Hidalgo”, llevándose desde computadoras así como algunos muebles de las diferentes oficinas incluso las sillas.
La funcionaria municipal explicó que estos faltantes se encuentran dentro de un paquete de 48 observaciones que se detectaron durante el proceso Entrega-Recepción, y donde a pesar de que se encontraban en el inventario, físicamente no estaban.
“Hay algunos faltantes y donde el servidor público tendrá que responder por lo que se extravió, se perdió o no relacionó en el inventario y tendrá que responder por ello”
Por lo que en estos momentos se está llevando la investigación correspondiente para analizar si estos faltantes son considerados una irregularidad, se llame a los responsables e incluso reparar el daño, que en este caso sería regresar o reponer estos aparatos que se llevaron, lo cual será una obligación muy aparte de la posible sanción.
La Contralora destacó que en la mayoría de las dependencias se registraron estos faltantes, sin embargo fue en Seguridad Pública, fue donde el saqueo fue mayor.
Aseguró que este abuso solo se trata de un asunto de responsabilidad y de integridad de cada uno de los servidores públicos, e incluso en la mayoría de los casos los titulares de cada una de las dependencias, desconocen de estos abusos de confianza de su personal.
Por lo que se pronunció por trabajar aún más en temas de política de integridad, por medio de la actualización del Código de Ética que se está conformando actualmente para evitar este tipo de conductas que solo afectan la imagen del ayuntamiento en general.