Dulce Gómez

Las calles aledañas al Barrio de Analco son un estacionamiento de autobuses turísticos, denunció Salvador Arizmendi, dirigente del Tianguis de Analco, quien apuntó que de nada sirve que dichas unidades lleguen al lugar pues ya previamente dejaron a sus ocupantes en el Centro Histórico.

En entrevista, el comerciante  apuntó que en la plazuela de Analco cada fin de semana se colocan alrededor de 300 comerciantes que ofertan diversos productos.

No obstante, refirió que sus calles aledañas son usadas como estacionamiento, de tal modo pidió al Ayuntamiento de Puebla hacer algo para evitar dicha práctica.

Asimismo, reveló que sus ventas han bajado hasta un 40 por ciento a causa de la inseguridad, pero no solo de Puebla sino de todo el país.

En este sentido, el comerciante apuntó que actualmente la gente prefiere quedarse en casa en lugar de vacacionar debido a los actos delictivos perpetrados en México.

Dejó en claro que la inseguridad es un problema generalizado que afecta a la República y no solo al estado poblano.