Dulce Gómez

La inundación que se registró el martes pasado en el Distribuidor Vial de la 31 Poniente se debe a la las lluvias atípicas y a la geografía de Puebla, argumentó la titular de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes, Martha Vélez Xaxalpa.

En entrevista, la funcionaria estatal también dijo que el crecimiento de la capital poblana ha ocasionado que el subsuelo tenga menos absorción, y recordó que la lluvia de días pasados no fue normal, debido a que alcanzó los 16 milímetros.

De tal modo, reiteró que el problema de inundaciones que presenta la 31 Poniente no es un problema local, más bien generalizado a consecuencia de lo “plana” que es la ciudad y por “el calentamiento global en el mundo”.

“El problema de la 31 no es un problema local, es un problema que tenemos generalizado en la ciudad. Hay que recordar que hablamos del Valle de Puebla y la ciudad es una zona relativamente plana”, sostuvo.

Pese a lo anterior, Vélez Xaxalpa aseguró que la dependencia a su cargo tiene estudios para resolver de manera global la problemática hidráulica de la zona.

“No podemos dejar de lado el fenómenos del calentamiento global que ya es una realidad en nuestro mundo. Las precipitaciones son cada vez más altas. Tenemos un terreno sensiblemente plano en la ciudad, entonces el problema hidráulico va creciendo”, acotó.

Es importante recordar que dicho Distribuidor Vial en días pasados se inundó y varios automóviles quedaron atrapados, a pesar de que la obra no tiene más de cinco años