Aunque el servicio de recolección de basura en el área conocida como “La Herradura” dentro de la Central de Abasto es responsabilidad de una empresa privada, el Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) supervisó el retiro de los residuos sólidos.
Este día, locatarios de la zona denunciaron que la basura no había sido retirada de los contenedores y que ello representaba un foco de infección no solo para los ciudadanos, sino también para los comerciantes.
El Secretario General, Mario Riestra Piña, señaló que “La Herradura” no se rige por el Consejo Directivo que encabeza el ayuntamiento de Puebla, pues es una zona que es administrada por particulares.
“Nosotros administramos y supervisamos la parte de la naves, La Herradura es completa y absolutamente particular, de tal suerte que ellos tienen los mecanismos e incluso se han organizado para pedir algún tipo de cuota a todos los que ahí están establecidos, a fin de poder brindar el servicio”, dijo.
Señaló que por consecuencia el gobierno municipal desconoce del tema; sin embargo, aseguró que el OOSL reviso el retiro de la basura de parte de la empresa responsable de otorgar el servicio.
El también presidente del Consejo General de la Central de Abasto, recordó que desde su creación la administración de “La Herradura” pertenece a particulares, toda vez que la tenencia de la tierra y la organización que la sustenta es ajena a la comuna poblana.
“La Tenencia de la Tierra y la Organización que la sustenta es absolutamente particular, de hecho así como está La Herradura existen otras zonas aledañas dentro de la Central de Abasto, que tampoco son parte de la administración”, dijo.
Inclusive, Riestra Piña precisó que en el caso de las naves administradas por el Consejo Directivo de la Central de Abasto, donde participa el ayuntamiento, compró dos camiones para prestar el servicio de recolección de basura en la zona que rige.