Para evitar afectaciones a la economía del estado, el gobierno de Puebla podría intervenir en las negociaciones entre empresa y sindicato de Volkswagen de México si cerca de que venza en emplazamiento a huelga, ambas partes no tienen acuerdos.

Así lo adelantó Marcos Gutiérrez Barrón, economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quien recordó la dependencia de la economía local al clúster automotriz.

“La economía del estado depende del dinamismo del clúster automotriz, está fuertemente influido por este y lo que pase en el mismo tiene efectos en la economía poblana. De ahí que el gobierno esté interesado en que la negociación sea adecuada para ambas partes”.

En entrevista, el académico confió en que directivos y trabajadores de la armadora alemana lleguen a un acuerdo antes del medio día del próximo domingo, fecha en el que vence el emplazamiento a huelga.

“Es difícil pensar en un escenario extremo donde se rompan las negociaciones. Volkswagen es una empresa que conoce perfectamente al sindicato. Todavía quedan días para agotar las negociaciones, para que ambas partes vayan cediendo y lleguen a un acuerdo”, dijo.

Gutiérrez Barrón descartó que en las negociaciones, la empresa el rechazo del esquema laboral 4×3 por parte de la base trabajadora, influya en la oferta que realicen los directivos alemanes, ya que con este, la firma se generaría un ahorro al cierre del año.

“Lo negociado ya está. Ahora lo que se está negociando es un incremento salarial, y eso es lo que está en debate ahorita. En la negociación no pudo entrar eso, solo involucra prestaciones y demás”, abundó el experto.