Gómez

Personal del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) hizo labores de limpieza en el vaso regulador Puente Negro, que posterior a las torrenciales lluvias ocasionadas por la tormenta tropical “Earl” alcanzó el 70 por ciento de su capacidad. Además, la madrugada del lunes se registró una intensa lluvia en la ciudad de Puebla, que dejó como saldo varias zonas inundadas, entre ellas San Ramón Castillotla. Al respecto, es importante precisar que Protección Civil en el municipio mantiene activo el Operativo Acuario, con el objetivo de atender cualquier contingencia.
Durante la limpieza de este espacio –que en repetidas ocasiones se ha desbordado- se encontró un refrigerador, un tinaco y otros residuos que la gente arroja, a pesar del llamado de las autoridades para evitar este tipo de acciones que solo derivan en inundaciones.
En las labores de desazolve también participó personal de la Dirección de Protección Civil Municipal, área que a través de las redes sociales exhortó a la población a no tirar basura a los ríos, barrancas y vasos reguladores.
La dependencia a cargo de Gustavo Ariza Salvatori pidió a la gente denunciar a aquellas personas que tiren escombros en zonas no permitidas, lo anterior con el objetivo de evitar desbordamientos y daños a las viviendas, incluso pérdidas humanas.
Por lo anterior, Protección Civil de esta ciudad anunció que los vasos reguladores Puente Negro y Revolución Mexicana funcionan adecuadamente y su capacidad no representa ningún riesgo para la población.
Es importante recordar que el Ayuntamiento de Puebla habilitó dos centros de acopio para ayudar a los damnificados de la tormenta tropical Earl en Huauchinango, Xicotepec y Tlaola.
Los víveres pueden ser integrados en la Unidad Médica Integral, en avenida Cué Merlo 201, San Baltazar Campeche y en el Centro Municipal de Equinoterapia y Rehabilitación Integral, prolongación de la avenida 11 Sur sin número, en la Cuarta Sección del Bioparque Agua Santa.