Por Angelica Patiño Guevara/ Puebla.- Por segundo día consecutivo, siguen los trabajos de parte del ayuntamiento de Puebla para poder controlar el desbordamiento del vaso regulador de Puente Negro, como consecuencia de las últimas lluvias.
Durante este segundo día y después de dos desbordamientos, la delegación de Conagua en Puebla logró enviar a este punto de la ciudad una mega bomba con la finalidad de acelerar el proceso de drenaje del agua acumulada con la intención de poder limpiar la entrada de la toma de agua del vaso regulador, el cual se tapó como consecuencia de la gran acumulación de basura dela zona de San Aparicio y San Miguel Canoa y las faldas de La Malinche.
Al respecto, el titular de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori precisó que tras la reunión con personal de la Conagua se analiza la posibilidad de realizar una perforación directamente en la bóveda del vaso regulador para que toda el agua se vaya por el conducto que desemboca en el Rio San Francisco.
Explicó que con una fresadora se realiza la perforación directamente en la pared de contención que hay en Puente Negro y así poder retirar todo el líquido acumulado para desazolvar la zona.
“Ya tuvimos una reunión con Conagua en este momento para analizar las alternativas, estamos viendo la necesidad de perforar la bóveda del vaso regulador para que se retire completamente”.
Ariza Salvatori recalcó que en caso de que se descarte esta acción se mantendrán en operación 9 bombas de succión para dejar abierta la toma de agua del vaso regulador.
Hasta el cierre de esta edición, se había logrado disminuir el agua, ya que se habían sacado más de un millón 200 mil litros de agua acumulada, la cual durante el resto de la tarde-noche y con la ayuda de esta nueva bomba se esperaría llegar al vaso regulador para limpiarlo.