El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “la salud es una condición indispensable para el ejercicio de los demás derechos y libertades”. Es, continuó, “el bien más preciado, la base del desarrollo individual, y lo que permite que mujeres y hombres puedan crecer, estudiar, trabajar, tener una vida plena y disfrutarla en compañía de sus seres queridos”.
Sin embargo, añadió, “gozar de una vida plena y duradera no puede ser privilegio de unos cuantos. En México es un derecho de todos, y los gobiernos de todos los órdenes trabajamos para hacer realidad este mandato constitucional”.
Asimismo señaló que “nos ha tocado una era en la que los avances de la ciencia y la medicina hoy nos permiten curar más enfermedades y vivir más tiempo”.
Lo anterior al asistir a la 35ª Asamblea General Ordinaria de la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), el Primer Mandatario dijo que la salud “es la base del desarrollo de una sociedad, del desarrollo colectivo, lo mismo de una comunidad que de toda una nación”.
El Primer Mandatario informó que ha dado cuatro indicaciones al Secretario de Salud, José Narro Robles para ejecutar acciones que permitan lograr la universalización de los servicios de salud con calidad:
Identificar con precisión a quienes no cuentan con ningún tipo de cobertura médica; Optimizar el uso de la infraestructura disponible, con base en una mejor coordinación entre las instituciones de seguridad social, los servicios estatales de salud, y los que dependen directamente de la Secretaría a su cargo; revisar las políticas de atención a los principales problemas de salud del país y elaborar un programa para mejorar los servicios que ofrecen los gobiernos estatales en las unidades médicas de primer nivel de atención, articulándolas con la atención hospitalaria y de especialidades.
Por su parte el Presidente del Consejo Directivo de la Fundación Mexicana para la Salud, Pablo Escandón Cusi, aseveró que una Reforma Integral de Salud requiere de tiempo de maduración y análisis, de sumar voluntades y convicciones, tal y como aconteció con las reformas Educativa y Energética, “que con el trabajo y liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto han sentado las bases de sistemas eficientes y competitivos que elevarán la calidad de vida”.
Un avance significativo, apuntó Pablo Escandón, es el caso de las recientes reformas a la Ley de Ciencia y Tecnología “nuevo marco legal que habrá de significar un formidable apoyo a los centros públicos de investigación, estimulando la tan ansiada vinculación entre la industria y la comunidad científica del sector público”.
Enfatizó que la visión de Estado del Primer Mandatario les anima a presentar distintas iniciativas. “FUNSALUD, así como otras organizaciones de la sociedad civil, estamos prestos para aportar propuestas de diversa índole, contribuyendo así a la construcción de políticas públicas de Estado justas y equitativas”.