• El reto del instituto es expandir la infraestructura educativa para recibir a más investigadores

El Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) desarrolla alrededor de 40 investigaciones y una de las más importantes es la creación de un medicamento que elimine bacterias en plantas que astronautas tienen en el espacio.
Así lo informó Juan Francisco Rivas Silva, director de dicho instituto científico, quien agregó que algunos investigadores llevan sus plantas a los satélites, pero al estar en el espacio, se contaminan y aunque se les aplica antibióticos no sirve.
“Esto permitirá que las plantas crezcan sin microbios en un entorno que carece de gravedad y reiteró que esta investigación es parte de otros 40 proyectos que se están constituyendo son con miras al 2020 y al 2030, el papel de la universidad pública es contribuir al desarrollo del hombre en el presente con impactos positivos en el futuro”, subrayó.
Destacó que casi 30 años de la consolidación del instituto Rivera Terrazas, también trabajan en la creación de pinturas especiales, a las cuales no se les pegue el polvo ni la suciedad. En algunos proyectos han utilizado el Laboratorio de Nacional de Supercómputo (LNS), inaugurado en 2015 por el rector Alfonso Esparza Ortiz.
Rivas Silva mencionó que el reto del instituto es expandir la infraestructura educativa para recibir a más investigadores, así como la apertura de otras líneas de investigación, como fundamentos de física cuántica y reconoció el trabajo de Esparza Ortiz al otorgar algunas aulas de investigación experimental en el campus en Valsequillo.
Explicó que actualmente, el instituto cuenta con 46 investigadores, de los que 15 tienen entre 35 y 38 años de edad, lo que representa una ventaja al contar con colaboradores jóvenes; además de que han logrado dos publicaciones por año.
Recordó que el 30 de agosto de 1991, el Instituto de Física Luis Rivas Terrazas se conformó, pues inició como Departamento de Física del Instituto de Ciencias de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).
En la década de 1970, narró, se ofertó la primera maestría en Física; para 1980 arrancó el primer doctorado y para 1991, a un año de la muerte del investigador Luis Rivera Terrazas, se creó el instituto que ahora lleva su nombre, y que cuenta con 21 investigadores.