Por Jesús Lemus/Puebla

 

 

El líder de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Gabriel Biestro Medinilla, sentenció que las instituciones gubernamentales, no serán “rehén” de la empresa Agua de Puebla para Todos, en caso de imponer cobros excesivos por la prestación del servicio.

Lo anterior se desprende, después de que la empresa quiere cobrar casi 800 millones de pesos al ayuntamiento de Puebla por la prestación del vital líquido, correspondiente al año 2019.

El también coordinador de los diputados de Morena, señaló que desconoce los motivos de por qué la empresa quiere cobrar ese monto al Ayuntamiento de Puebla.

“Desconozco los motivos de la empresa de porque buscan implementar ese cobro, pero las instituciones de gobierno no serán rehén. No podría asegurar si se trata de una revancha, pero esto no se puede permitir”.

Cabe recordar que el ayuntamiento de Puebla avaló cancelar el contrato a la empresa Agua de Puebla para todos, para que sea el municipio el encargado de prestar el servicio, aunque dicha decisión todavía debe ser revisada por el Congreso del Estado.